| 04 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Pueblos que se convierten en una auténtica postal de Navidad

Nos huelen a frío, a leña, a nieve y a mazapán. Estos 5 pueblos son ese escenario en el que todo el mundo querría pasar unas Navidades por lo menos una vez en la vida,

| E.V. Viajes/Ecología

Se acercan las fiestas más entrañables del año, esas que siempre llegan llenas de luces, de villancicos y de tradiciones. Son fechas para compartir con la familia y los amigos, pero después de los dos años que llevamos, con restricciones y pocas posibilidades de viajar, ¿por qué no aprovechar estas próximas también para conocer esos lugares con los que llevas soñando toda la vida cada vez que escuchas la palabra Navidad ?

Por si te animas y tienes la posibilidad de organizar esas navidades diferentes pero todavía no has encontrado ese destino que te haya enamorado, en EsdEstilo te vamos a enseñar cinco lugares nada masificados, bonitos hasta decir basta y con todaslas papeletas para convertir las próximas fiestas en un recuerdo memorable:

 

1- Grindelwald, Suiza

Si eres de los que siempre han querido pasar una Navidad entre cumbres nevadas y bosques, apunta el nombre de Grindelwald. Esta estación de montaña en el cantón de Berna es famosa por sus maravillosas vistas tanto en verano como en pleno invierno.

 

2- Bibury, Inglaterra

Para muchos es el pueblo más bonito de Inglaterra, y seguramente tienen razón: casas de campo con fachadas de piedra, tejados de cuento, estanques, ríos y todo el encanto de la campiña inglesa que harán que, si lo eliges como destino, estas Navidades sean inolvidables.

 

3- Riquewihr, Francia

Su casco urbano con casas del siglo XV y XVI en las que destacan los entramados de madera y los colores de de sus fachadas, es el escenario perfecto para vivir unas fiestas de cuento de hadas.

 

4- Mittenwald, Alemania

En el valle del río Isar y a solo 100 kilómetros de Múnich se encuentra esta población en la que te sentirás transportado en el tiempo, ya que sus habitantes tienen a gala haber mantenido las costumbres tradicionales al pie de la letra incluso en el vestuario. Pasar la Nochebuena o el Fin de Año al amparo de las inmensas montañas que lo rodean es toda una experiencia.

 

5- Shirakawa-go, Japón

Si pensamos en unas Navidades blancas, es muy posible que no nos acordemos en absoluto de Japón; sin embargo lo primero que llama la atención de esta aldea, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995, son sus característicos tejados muy inclinados para poder soportar las precipitaciones de nieve.