26 de marzo de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

El trabajo de la Infanta en la cuerda floja: el incierto futuro de Cristina

El futuro laboral de la infanta Cristina está por determinar tras la condena.

El futuro laboral de la infanta Cristina está por determinar tras la condena.

Empieza la etapa más dura de la hija de los Reyes, estará sin marido durante seis años y tres meses, sola con sus cuatro hijos y ante la incertidumbre de no saber si mantendrá su trabajo.

Contra viento y marea la infanta Cristina ha apoyado a su marido, a pesar de que su confianza ciega en la inocencia de Iñaki Urdangarin haya tenido graves consecuencias a nivel personal y profesional. Este último aspecto es preocupante, aunque ha sido absuelta de la pena de cárcel debe pagar una multa de 265.000 euros y soportar la presión en su trabajo que, al parecer, no ven con buenos ojos tener entre su personal de confianza a alguien juzgado por blanqueo de capitales. 

El apoyo incondicional a su marido y padre de sus hijos le ha salido caro, expulsada de la Casa Real, sin contacto con gran parte de su familia, especialmente con su hermano el rey Don Felipe VI, despojada de su título de duquesa de Palma, cuestionada y con un futuro laboral en la cuerda floja.

A la infanta Cristina se le han abierto nuevos frentes tras el ingreso en prisión de Iñaki Urdangarin, su trabajo podría estar en peligro

Es otro frente que se abre para Cristina de Borbón, está por determinar si podría dejar definitivamente su puesto como directora del Área Internacional de la Obra social de la Fundación de La Caixa, tarea que desempeñaba en Suiza. Al parecer, se ha filtrado que en la entidad no ha sido bien recibida la sentencia definitiva y la repercusión que puede tener que la hija de los Reyes forme parte de su plantilla, antes proporcionaba distinción contar con un miembro de la familia real pero ya no. Y menos siendo la mujer de un futuro recluso.

Si peligra su fuente de ingresos, la incógnita es cómo podrá mantener el alto nivel de vida de su familia. Sus cuatro hijos están en pleno curso en el prestigioso centro escolar Ecolint de Ginebra, cuyo coste global se eleva a 120.000 euros anuales. A esa cantidad hay que sumar el alquiler de la vivienda donde  vaya a residir, algunos apuntan que podría ser en Estoril, Portugal, más todos los gastos extras del día a día.

Sin embargo, fuentes cercanas a la hermana del rey Felipe VI aseguran que ella no quiere irse a vivir al lugar donde estuvo exiliado su abuelo. De momento, la infanta Cristina ha dicho a sus íntimos que "está satisfecha" con la sentencia pero quedan muchos obstáculos que deberá superar sola.

 

Vídeos relacionados

Noticias relacionadas

Comenta esta noticia



";