25 de septiembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT     ADJUNTO AL DIRECTOR SAÚL ORTIZ

María José hace buena a la Esteban al vender una exclusiva sobre su enfermedad

María José hace buena a Belén

María José hace buena a Belén

La esposa de Jesulín ha contado todo sobre su enfermedad en un reportaje para su revista de cabecera. Esto ha hecho que el debate sobre si lo que hizo Belén fue ético esté ya de más.

Desde que concediera una entrevista en Sábado Deluxe, críticas feroces se ciernen sobre la cabeza de Belén Esteban. El hecho de que revelara que María José Campanario la telefoneó cuando estaba en un punto álgido de su enfermedad, no ha sido bien recibido por periodistas y público. De hecho, la rubia se ha convertido en diana en redes sociales, donde le reprochan su falta de ética. En este punto, no venció ni convenció cuando confesó los motivos que le habían llevado a hacer pública la charla. Ni más ni menos, tomarse la revancha por el hecho de que Jesulín le colgara el teléfono cuando le llamó para explicarle lo ocurrido con su mujer. Asegura que actuó movida por un afán de ayuda, ya que consideró que su ex debía conocer lo sucedido.

Esta semana, Campanario ocupa la portada de ¡HOLA! a propósito de la entrevista que ha concedido para hablar de todo lo relativo a su enfermedad. Y como no podía ser de otra manera, lo ha hecho vía exclusiva. Decepción es lo que ha causado su proceder, pues no se entiende que comercie con un tema tan delicado. Estamos hablando de una mujer que ha estado ingresada en un centro especializado en trastornos psicológicos. Que ha sido captada arrastrando los pies, con la mirada perdida, hinchada por la medicación que está recibiendo y siempre acompañada en sus salidas del centro médico. Sus allegados explicaban que necesitaba tranquilidad y estar completamente alejada de los medios. Sin embargo, la realidad es otra. María José tiene claro que si alguien quiere saber de su vida y circunstancias, debe pagar. Y que lo importante es que hablen de ti, da igual si lo hacen bien o mal porque eso alimenta al personaje. Si en un momento tan complicado para ella ha tenido la cabeza fría para negociar y realizar una exclusiva… Está todo dicho. Y Jesulín, amén.

En un momento en que había conseguido tener a medios y público a su lado, María José lo ha tirado todo por la borda. Sus ganas de protagonismo le han ganado la partida. Después está el afán económico que comparte el matrimonio Janeiro-Campanario en relación a la prensa del corazón. Los beneficios de las exclusivas los dividen al 50%. Así las cosas, el debate sobre lo que si Belén Esteban hizo es ético o no queda ya fuera de lugar. Campanario la ha hecho buena al comportarse como ella. Tan lejos. Tan cerca. Los tres vértices de este triángulo se producen igual. Cortados por el mismo patrón. ¿Tienen límites? Hagan juego.

 

Comenta esta noticia