05 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Mundo publica la primera foto de centenares de féretros y provoca esto

La dura y polémica portada de El Mundo

La dura y polémica portada de El Mundo

El diario difunde una imagen de una morgue improvisada en Madrid con múltiples ataúdes anónimos y desata un debate nacional con estos mensajes.

 

 

El Mundo ha publicado este miércoles una imagen que, con casi 14.000 fallecidos, no habíamos visto en ningún medio de comunicación, y tampoco en aquellos que, como las televisiones, más tiempo dedican a buscar imágenes con las que ilustrar sus crónicas: de celebraciones de cumpleaños, globos y aplausos todas las que quieran; pero de víctimas, dolor y ataúdes, ninguna.

Alguno relaciona ese "apagón" con las subvenciones de hasta 15 millones de euros que el Gobierno libró hace días para el sector televisivo, y quizá no le falte razón: lo cierto es que llama la atención, por no decirlo de otra manera, el contraste entre el empacho de imágenes forzadas con la crisis del ébola en 2014, saldada con la muerte del perrito Excalibur; y el silencio absoluto en ésta tan cruel y dramática. Ni que al Gobierno no le interesara.

El periódico dirigido por Francisco Rosell ha roto esa extraña situación con esa foto terrible de la morgue improvisada en el Palacio de Hielo de Madrid, mostrando la dura realidad de la pandemia: cientos de ataúdes depositados en una alfombra verde, alejados de sus seres queridos, que tampoco pudieron acompañar a los suyos en los momentos difíciles.

Así ha explicado el periódico por qué ha decidido publicar ese impactante documento, con un Editorial y este mensaje de su Jefe de Opinión, Jorge Bustos, que también lo ha justificado en el Café de Redacción del programa "Herrera en Cope":

 

 

Cabe recordar que, ante tragedias mucho menores como la del virus africano o la del Prestige, los mismos medios que ahora ignoran estas imágenes se llenaron de ellas. Y los mismos que las critican, se cebaban y las difundían como elemento de presión dramática hacia Gobiernos que, es muy evidente, nunca tuvieron la tregua ni el respaldo que tiene ahora Pedro Sánchez, siendo más terrible este drama y más evidentes los errores en su gestión.

Las críticas

No obstante, la decisión editorial de El Mundo no ha gustado a muchos, como prueban algunos de los comentarios vertidos en la misma red social, muy críticos con la difusión de la durísima fotografía de los féretros: 

 

 

Quizá la imagen no fuera necesaria si en España se hubiera impuesto el luto oficial; si el Gobierno no estuviera más empeñado en lavar su imagen que en reconocer el dolor y si, en definitiva, la práctica totalidad de los medios de comunicación no acompañaran a Sánchez en la ceremonia de minusvaloración de unos datos demoledores: 14.000 muertos aquí, menos de cien en Polonia o Grecia y diez veces menos en Alemania, por poner algunos ejemplos cercanos.

 

A la espera de que el Echenique de turno entre al trapo con la imagen de El Mundo, y escriba con tinta de calamar alguno de sus abracadabrantes tuits quitándole importancia a la realidad y achacando todos los males a la ultraderecha; no viene mal recordar quién y cómo utilizaba imágenes también muy dolorosas con objetivos políticos. Sí, es él:

 

 

Comenta esta noticia