El Semanal Digital
La alcaldesa da la nota por enésima vez desde el verano y, tras escurrir el bulto con la Agencia del Medicamento, pretende echarle la culpa a la Constitución. Hay que tener cuajo.
Antonio Naranjo
Los insultos a Carmena, proferidos en un grupo de Whatsapp de policías municipales, son inaceptables y producen vergüenza de los responsables y solidaridad con la alcaldesa. Pero no lo saquemos de quicio: ser idiota en la intimidad no es lo mismo que ser un matón en público. Para grave de verdad, lo de los Mossos.
26155_fatima_banez2.jpg

Así será el empleo que viene

LAS CLAVES DE UN PACTO EN MARCHA

Imprescindibles
El Pato Cojo
25888_puigdemont_pato_cojo.jpg

Puigdemont reconoce que no se llama Puigdemont

NOS ENSEÑA TAMBIÉN SU VERDADERO ASPECTO

EXCLUSIVA
25841_rufian.jpg

Rufián grabará películas Hard

TRAS EXHIBIR SU MANEJO DE LAS ESPOSAS

EXCLUSIVA
Lo último de EsDiario