27 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El fichaje de Cintora por TVE señala a Pablo Iglesias y corren las apuestas

Jesús Cintora, en La Sexta

Jesús Cintora, en La Sexta

La incorporación a TVE de uno de los periodistas más combativos de la izquierda mediática no es casual y tiene en Podemos una razón de ser muy nítida.


Jesús Cintora estará en TVE en breve plazo. Tan breve que, según algunas fuentes, este martes se espera que el presentador firme con la Corporación para la realización de un nuevo programa de "actualidad", como le gusta denominar a Enric Hernández para capear el mandato marco de RTVE que impide la producción de espacios informativos a terceros.

Lo venimos diciendo y no nos cansaremos de repetirlo: lo que está haciendo Iván Redondo (sí, no nos hemos equivocado) es una forma de bordear la legalidad de la Corporación para promover proyectos al margen de los informativos. Si esto lo hubieran hecho otros Gobiernos, ahora mismo volverían los viernes negros.

Decíamos lo de Redondo. Al fin y al cabo, ¿qué se puede esperar de alguien capaz de parar un debate parlamentario en Extremadura porque se comían a su cliente por los pies? ¿Y de alguien como Hernández? ¡Ay, si hablara algún exmandatario del PP catalán!

Por el deseo de Hernández de mantener buena relación con el sector morado del Gobierno, todo fluye a favor de Cintora

Pero volvamos al turrón, o sea, a Cintora. Parece que el desembarco del soriano responde a una operación que se fijó antes del verano, después de conversaciones con sus amigos en el Ejecutivo para tener un programa en la pública.

Cintora, del clan de Pepiño en la SER, lleva tiempo compartiendo amistad íntima con Pablo Iglesias. Desde que lo fichara para 'Las mañanas' de Cuatro. Él mismo ha reconocido que le dio a Sánchez el teléfono de Iglesias en 2014.

Su vinculación con Iglesias le ha hecho erigirse como portavoz del padre del vicepresidente en la polémica de su militancia en el grupo terrorista FRAP o en ser entrevistado por Iglesias en su programa 'Otra vuelta de tuerka', en la que el líder podemita le presentó como "uno de esos periodistas que no deja indiferente a nadie, pero también es un amigo". Claro y meridiano.

 

 

Si a esto se le une el deseo de Hernández de mantener buena relación con el sector morado del Gobierno, con el que tuvo roces en el pasado, todo fluye a favor de Cintora.

Y también de las apuestas internas en la Corporación, donde algunos lo hacen por lo que tardará Pablo Iglesias en aparecer por el programa y otros, más cachondos, con la presencia de Miguel Ángel Revilla o de Sor Lucía Caram. Las 'estrellas' de 'Las Mañanas' de Cuatro, vamos.

Por cierto, el bueno de Enric la coló bien este lunes en su matinal. ¿Cómo es eso, director de Información y Actualidad, de entrevistar a Jaume Asens, de los 'comúnes' de Colau, y a continuación colocar como analista sobre la situación en Cataluña a Jaume Barberà, periodista activo a favor de la independencia y miembro de la lista de Catalunya en Comú para el 21-D en 2017? ¿Se despistó Iolanda Mármol en la elección?

Os está quedando una TV(E)3 de lo más mona.

Comenta esta noticia
Update CMP