El Supremo anula el Plan Hidrológico del Tajo y pone en peligro los travases

El trasvase del Tajo al Segura vuelve a estar en cuestión, pero en esta ocasión es por una sentencia judicial que da la razón a los ecologistas de Castilla La Mancha.

El Tribunal Supremo ha anulado artículos del Plan Hidrológico del Tajo por no fijar caudales ecológicos en Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina. Esta sentencia resuelve el recurso de la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo contra el vigente Plan aprobado por el Real Decreto 1/2016.

Según la plataforma, las demandas de la cuenca del Tajo "se anteponen a las del trasvase Tajo-Segura, por lo que, una vez fijados según esta sentencia los caudales ecológicos con todos sus componentes, el régimen de explotación del trasvase tendrá que adaptarse, limitándose los volúmenes a derivar y su garantía de disposición".

"En una sentencia histórica, que supone un triunfo sin precedentes para las plataformas y colectivos ciudadanos que llevan años luchando por mejorar el estado del Tajo y sus ríos", el Tribunal Supremo -según la Plataforma- "exige el establecimiento de un régimen de caudales ecológicos real y científicamente validado en el eje central del río Tajo y en todos los demás ríos de la cuenca, condicionando así la explotación del trasvase Tajo-Segura a las verdaderas necesidades de la cuenca del Tajo".

El Alto Tribunal, añade la Plataforma de Toledo en Defensa del Tajo, declara la nulidad  varios artículos de la normativa del Plan, en concreto el  9 en varios apartados, así como el artículo 10.2 en lo relativo al inciso que afirma que los de caudales ecológicos en la cuenca del Tajo "no serán exigibles en el horizonte temporal del presente Plan".

La sentencia entiende, según la Plataforma, que estos artículos suponen "el incumplimiento" de la obligación que tiene la Administración del Estado de establecer en el Plan hidrológico del Tajo un régimen de caudales ecológicos completo (con caudales máximos, mínimos y tasas de cambio) para todos los ríos de la cuenca, con carácter vinculante y para el horizonte temporal del Plan (2015-2021). Los embalses de la cabecera del Tajo (Entrepeñas, Buendía y Bolarque) deben garantizar de manera prioritaria tanto las demandas de la cuenca del Tajo como sus necesidades ambientales, incluyendo el régimen de caudales ecológicos.

"Estas demandas se anteponen a las del trasvase Tajo-Segura, por lo que, una vez fijados según esta sentencia los caudales ecológicos con todos sus componentes, el régimen de explotación del trasvase tendrá que adaptarse, limitándose los volúmenes a derivar y su garantía de disposición", añade. Al reconocer que los embalses reguladores de cabecera tienen la función de garantizar las demandas ambientales y consuntivas de la propia cuenca del Tajo, "será también necesario aumentar los umbrales de reservas no trasvasables en los embalses de cabecera por encima de los insuficientes 400 hm3 establecidos en la legislación del Memorándum del Tajo".

Aunque la sentencia no estima otros puntos de la demanda, la argumentación que traslada ofrece "una visión muy optimista de cara al futuro", dice la Plataforma, "garantizando la prioridad de las necesidades reales del propio Tajo, los usos del río y del mantenimiento de reservas adecuadas para los usos recreativos en los embalses de Entrepeñas y Buendía".

Desde las plataformas y asociaciones ciudadanas que interpusieron la demanda valoran "muy positivamente" esta sentencia, y la consideran "un hito" en la conservación y recuperación ambiental del Tajo y sus ríos, pues "la fijación de un régimen de caudales ecológicos completo y adecuado, constituye el factor clave para que el Tajo vuelva a fluir".

"Queda aún mucho por hacer, pero el Tribunal Supremo obliga a revisar en profundidad el vigente Plan de cuenca del Tajo y ha empezado a deshacer el nudo gordiano con el que durante cuarenta años se ha amordazado a nuestro río", concluye la nota de prensa.

Ciscar: "El PP solo esta cuestionado cuando gobierna el PSOE"

El presidente del Partido Popular Provincia de Alicante, José Ciscar, reafirma el compromiso de la formación con el Tajo-Segura: “El PP jamás permitirá que se ponga en cuestión el Tajo-Segura y la mejor garantía de su continuidad es que Pablo Casado sea presidente del Gobierno” afirma. Recuerda que “el Trasvase solo ha estado cuestionado cuando ha gobernado el PSOE y que ha sido el Partido Popular quien ha blindado por ley la transferencia”.

Los servicios jurídicos del Partido Popular “estudiarán con detenimiento la sentencia y, junto con las comunidades de regantes, tomaremos las medidas necesarias para proteger el Trasvase Tajo-Segura”. Ciscar reclama al presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, que “no se esconda y ponga la Generalitat al servicio de los regantes de la provincia de Alicante”. Císcar entiende que “no cabe la equidistancia en este caso y quien no dé la cara en esta situación quedará marcado por no trabajar a favor de la provincia de Alicante porque son 104.000 empleos los que dependen de que llegue el agua por la Tubería”. El presidente Puig contestó que defenderá a los regantes valencianos.

El presidente popular considera que lo que se debe abordar y resolver es ese problema de depuración y no echarle la culpa de todo al Tajo-Segura, que es la obsesión del PSOE”.

        

Comenta esta noticia
Update CMP