27 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El mensaje de la ciudadanía: PP, Cs y Vox tienen que entenderse en el futuro

Frenar a los independentistas y poder votar en libertad son los dos asuntos cruciales que merecen un entendimiento estable entre Casado, Rivera y Abascal. La otra opción en Sánchez.

 

 

Que la respuesta del Gobierno, de Podemos y de los soberanistas al éxito de la manifestación en la plaza de Colón haya sido el desprecio prueba, en sí mismo, la necesidad de su convocatoria y el miedo político a las consecuencias de una imagen de enorme calado.

La unidad de PP, Cs y Vox en lo relativo al menos a dos cruciales asuntos en los que se juega la calidad de la democracia española: la unidad del país bajo el amparo de la Constitución y el respeto a los ciudadanos, que comienza con dejarles votar en unas Elecciones Generales ahora bloqueadas.

Elecciones ya

El debate numérico es absurdo, pues a las decenas de miles de personas que se congregaron en Madrid a una cita convocada con apenas tres días de antelación hay que sumarles, sin duda, los millones de españoles que comparten idénticas inquietudes pero no pudieron o quisieron acudir a la cita: dudar de que una abrumadora mayoría de ciudadanos se opone al independentismo o le da igual poder votar o no es, simplemente, ridículo.

La gran imagen de la concentración es ver a PP, Cs y Vox juntos: esa alianza, sin complejos, debe perdurar

El hartazgo hacia un presidente sin votos que ha vinculado su llegada, permanencia y futuro al respaldo de los partidos que debería contribuir a aislar es, además, transversal: los votantes socialistas no son tampoco sospechosos de hipotecar el país que su partido contribuyó a construir en democracia por las necesidades coyunturales de un líder  irresponsable.

Con futuro

La coincidencia en esto, con sus diferencias, de los tres partidos situados en el espectro del centro derecha, es una buena noticia que debe perdurar: la estigmatización de esa alianza desde la izquierda y su aparato mediático no debe confundir a Casado, Rivera y Abascal.

Todos han de asimilar, sin ambages ni complejos, que pueden y deben entenderse en el futuro para evitar, como sea, que esa otra alianza nefanda entre este PSOE, Podemos y ERC o Bildu siga al frente de un país que unos repudian y otros no saben atender.

Comenta esta noticia
Update CMP