Bonig tiende la mano a Puig contra la tasa turística

La presidenta regional del PP avanza en Benidorm que su partido presentará mociones en todos los ayuntamiento para combatir una medida "que perjudica gravemente al sector turístico".



Isabel Bonig le ha dicho a Ximo Puig que puede contar con el PP para evitar que se aplique en la Comunidad la tasa turística, un impuesto que según ha repetido en varias ocasiones, solo grava a quienes cumplen la ley, esto es, los alojamientos reglados.

La presidenta regional del PP de la Comunidad Valenciana ha querido así mostrar, un vez más, su rechazo frontal a la pretendida tasa. Y lo ha hecho en Benidorm, la capital turística de la Comunidad y la localidad en la que tiene su sede la patronal hotelera, otra de las asociaciones que se ha posicionado frontalmente ante una hipotética implantación.

Bonig ha tendido la mano a Puig, pero siempre que su posición sea contraria a la tasa, -un impuesto que ha tildado de discriminatorio- y le ha pedido que se siente con el sector para conocer sus necesidades. Mientras tanto, la dirigente popular ha anunciado que su partido presentará mociones en todos los ayuntamientos de la Comunidad “para frenar una medida que perjudica a un sector que supone el 13% del PIB de la región”.

El anuncio lo ha hecho en Benidorm, en una cita con otros cargos del PP entre los que se encontraban el alcalde de la ciudad y secretario general del PP alicantino, Toni Pérez, el presidente de la Diputación, Carlos Mazón, o el presidente del PP de la provincia, Eduardo Dolón, entre otros destacados dirigentes populares.

En esa reunión se ha abordado la postura del PP ante la tasa turística y el rechazo de la formación ante una posible aplicación por parte del gobierno de la Generalitat “tal y como pretenden Podemos y Compromís”.

El temor del Partido Popular es que la implantación del impuesto llegue “con la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos”. El PP en este punto se ha expresado sin fisuras y convencidode que las medidas de impulso que necesita el sector de alojamiento son otras.

Bonig  las ha resumido en “un plan de inversión en infraestructuras en zonas turísticas de costa o de interior, la implantación de Formación Profesional dual que genere profesionales 2con un buen servicio y una alta capacitación” y “no gravar a hoteles y apartamentos que cumplen con la ley, sino perseguir a los que incumplen”.

De todas formas, la líder popular ha considerado que el debate actual sobre la tasa turística se acabaría “con la legalización de los más de 60.000 apartamentos ilegales existentes”. Ello permitiría cobrar el IVA y el IRPF “y se recaudaría más”.

Por su parte, Toni Pérez, alcalde de Benidorm, ha insistido en que la tasa “solo grava a quienes cumplen con la ley, los alojamiento reglados, que se ven amenazados con un impuesto que solo tiene consecuencias negativas”. Pérez ha insistido en que el nuevo impuesto, en caso de aplicarse, “provocaría una complicación en una situación ya de por sí difícil por la gran competitividad de otros destinos”.

Eduardo Dolón ha afirmado, por su lado, que el PP “no va a estar parado parados ante este hecho turístico que puede suponer que un municipio como Benidorm, que recibe 16 millones de turistas, se quede con algunos millones menos con la nueva tasa”.

Comenta esta noticia
Update CMP