16 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Por qué la prórroga de presupuestos es una buena noticia para Rajoy

El presidente del Gobierno, en una comparecencia pública

El presidente del Gobierno, en una comparecencia pública

El Gobierno podría echarle la culpa de todo a la oposición mientras decide en solitario qué gastos hace: función pública, equiparación salarial o rebaja fiscal. Y controlando el déficit.

 

 

Algunos parece que están preocupados ante la situación de que no salgan adelante unos Presupuestos. Si no hay Presupuestos hay que decir que la economía no se para. Yo creo que efectivamente se pueden prorrogar y además pueden ser unos años de descompresión. 

Me pongo en la posición de ciudadano contribuyente y es lógica la falta de interés al respecto del Gobierno: no se siente presionado y el Ministro de Hacienda mucho menos. Él tiene que decir que hay que presentar los Presupuestos anualmente, pero si no los presenta tampoco pasa nada.  Al final quien va a tener la mano para los incrementos de partidas puntuales y además muy lucidas es el Ejecutivo. Por tanto, Montoro se puede ir apuntando un tanto detrás de otro. 

Y ahora mismo esto tiene unos efectos balsámicos bastante importantes.  Y luego como digo se puede apuntar el gobierno un tanto tras otro: la equiparación del sueldo de la Guardia Civil, la oferta pública de empleo, incrementar los Fondos para las Comunidades Autónomas… y todo esto ya en época preelectoral

Y sin déficit

Que consigue sacar ya un Presupuesto en 2019, pues bien. Y si no, todas las cosas que saque adelante el gobierno son ya para campaña electoral.  Y donde además sacará lógicamente otra rebaja fiscal. Sabemos que los gobiernos acometen las medidas duras en los primeros seis meses, pero un año antes de las elecciones es cuando hay que demostrar los resultados. Y además habremos salido ya del procedimiento de déficit excesivo.

 

Quien va a tener la mano para los incrementos de partidas muy lucidas es el Ejecutivo. Montoro se puede ir apuntando un tanto detrás de otro 

 

Se podrá contar con la excusa para todos los Organismos que demandan gasto (porque es un problema con los Presupuestos siempre el ir a más. Si un organismo tiene 100 millones a ver si en el Presupuesto del año que viene tiene 110) y por tanto paralizar ese tipo de políticas. 

Incluso esto ayuda a mantener el déficit controlado. Fue lo que ocurrió en su momento en el País Vasco. Allí se prorrogaron los Presupuestos varios años y ese fue el motivo por el cual el País Vasco no tenía casi deuda y sigue sin tenerla. Los ingresos no están limitados por el Presupuesto, pero el gasto sí. En una época expansiva como es la actual, hay más ingresos pero el gasto está parado y por tanto esos mayores ingresos se usan para ir amortizando deuda pública.

La culpa, de la oposición

Así, una cosa que puede parecer el fin, se convierte en una virtud.  Eso en un tiempo en el que se acercan elecciones, corrigiendo algunos aspectos que son muy populares y que dan votos, lo que no convenga no se saca adelante porque no hay aprobados unos Presupuestos y se sigue corrigiendo el déficit sin hacer nada. Y encima el Ministro de Hacienda puede decir que él no tiene culpa

Yo veo esto como un proceso acumulativo de aprendizaje que es bueno para el crecimiento económico y para las propias sociedades. Ese proceso de acumular este tipo de experiencias es positivo porque las propias sociedades se enriquecen y aprenden de este tipo de procesos. Y no se para la economía por esto, al contrario.  Además es mejor porque la diarrea legislativa en la que hemos estado durante muchos años, se para.

 

Comenta esta noticia
Update CMP