El Consell, ahora sí, da por iniciadas las obras del Centro Cultural de Benidorm

Obras del Centro Cultural de Benidorm

Obras del Centro Cultural de Benidorm

El director general de la Sociedad Proyectos Temáticos visita la infraestructura paralizada de esta ciudad y anuncia que la primera fase del proyecto estará acabada en quince meses.

Parece que esta vez es la definitiva y que los vecinos y turistas de Benidorm podrán constatar que los trabajos para finalizar el Centro Cultural de Benidorm se han puesto en marcha de nuevo tras muchos años paralizados y demasiadas promesas incumplidas. Si todo va según lo previsto y anunciado por el director general de la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), Antonio Rodes, la infraestructura dejará de ser un esqueleto de hormigón en pleno centro de la ciudad y se convertirá en uno de los proyectos más emblemáticos de las últimas décadas en poco más de quince meses.

Rodes se ha desplazado a Benidorm para dar por iniciadas las obras que rematarán la primera fase del edificio, paralizadas desde hace cerca de nueve años. El director general de la SPTCV ha realizado la visita para comprobar in situ que ya habían dado comienzo las primeras labores; las de limpieza y desinfección de todo el recinto, que se prolongarán por espacio de “tres o cuatro semanas” para después retomar los trabajos de construcción hasta la finalización de la infraestructura “en un plazo de quince meses”.

Como todo el mundo sabe, la construcción del Centro Cultural se paralizó hace años debido a la falta de liquidez del Consell, a pesar del avanzado estado de las obras en aquel momento. Hace dos años, sin embargo, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, viajó a Benidorm para explicitar su intención de acometer la primera fase del Centro. Se dijo que las obras empezarían en apenas unos meses y que, incluso, la instalación estaría acabada antes del fin de la legislatura. Nada de ello fue realidad. La necesidad de resolver un sinfín de trámites administrativos ha retrasado todo hasta ahora.

Además, por si fuera poco, la Unión Temporal de Empresas (UTE) adjudicataria de la construcción expresó hace dos meses su a continuar los trabajos porque su falta de liquidez le impedía acceder a cobrar por lo realizado cuatro años después de haber terminado. Un sistema de financiación que se había acordado en su día y que ahora las mercantiles no se podían permitir, lo que ha abocado a las partes a encontrar una rápida solución para no dilatar más el proceso.

Según ha explicado Rodes “lo fundamental era tener asegurada la posesión de la obra porque si no se hubiera producido un acuerdo con la UTE ni siquiera podríamos estar aquí, en el lugar de las obras”.

Una vez superado el inconveniente, ahora será la empresa OHL la encargada de ejecutar las tareas de preparación y limpieza de las instalaciones. Esto durará un mes más o menos como consecuencia de “la gran cantidad de residuos acumulados”. En este tiempo, ha dicho Rodes, la instalación ha tenido que ser desalojada en varias ocasiones debido a la presencia de hasta una docena de “okupas”.

Tras la negativa de la UTE adjudicataria a proseguir, la SPTCV anunció que será la empresa pública Tragsa la que se hará cargo de la construcción. “Son recursos propios de la Generalitat y logramos hacerlo más rápido al no tener que hacer una licitación” precisaba Rodes. Tragsa, por tanto, será la encargada de llevar a cabo la construcción de la primera fase del proyecto en la que se contemplan las instalaciones para los conservatorios de música y danza, una sala menor de conferencias con 546 butacas y una cafetería. Esta fase está previsto que se prolongue durante un año y medio y tiene un presupuesto de 10,5 millones de euros.

La parte de la estructura que forma parte de una segunda fase del Centro Cultural será protegida con una lona que instalará la empresa 'Valencia Outdoor' tras el proceso de adjudicación mediante licitación pública. Su realización y colocación tendrá un coste de 104.485 euros.

Comenta esta noticia
Update CMP