El Valencia CF en busca del gol perdido

Rodrigo, sin ver puerta con el Valencia desde el 20 de agosto, perfecto ejemplo de la sequía

Rodrigo, sin ver puerta con el Valencia desde el 20 de agosto, perfecto ejemplo de la sequía

La solidez defensiva de los últimos partidos contrasta con las, hasta el momento, enormes dificultades valencianistas a la hora de ver puerta.

 

Las comparaciones son odiosas...pero es inevitable acudir a ellas: 

21 tantos conseguidos en las ocho primeras jornadas del pasado curso hacían del Valencia CF el segundo mejor equipo de la competición - tanto en número de goles como clasificatoriamente – tras el, por aquel entonces, intratable líder FC Barcelona. Pues bien, la cifra de tan solo seis dianas alcanzada una vez consumido el mismo tramo de liga por los ches les coloca, esta vez, en sus mínimos históricos a estas alturas. El contraste de ambos datos es enorme y lleva, de forma indefectible, a recordar al añorado por la afición Simone Zaza; quien con 6 tantos lideraba una ofensiva en la que también Rodrigo Moreno – 5 goles por únicamente uno este año - o Santi Mina – 3 por 0 - se erigían como hombres mucho más productivos frente al marco rival. 

Paradójicamente, el ofensivo, por lo menos en cuanto a la propuesta futbolística de su entrenador, Real Betis es el único conjunto que consigue cristalizar en las mallas contrarias su juego aún en menor medida que los de Marcelino, con solamente cinco. Además, cabe reseñar como mera anécdota - o, tal vez, no tanto – que el Valencia CF es, hasta ahora, la única escuadra en la que ni un solo jugador ha logrado alcanzar la cifra de dos tantos marcados. 

Pequeños brotes verdes a los que agarrarse: 

La capacidad de desborde y desequilibrio de un Gonçalo Guedes que, tempranera lesión ante el Barça al margen, ya había ofrecido sus primeras señales de ser un jugador cercano al de, precisamente, esta misma fase durante el año pasado; el juego de espaldas de Michy Batshuayi y su capacidad para abrir espacios al resto; o incluso el entendimiento del propio ariete belga con Kevin Gameiro en el reciente choque ante los culés hacen presagiar que una racha negativa prolongada en exceso como ésta cuente con elementos suficientes como para tener visos de terminar pronto.  

Los encuentros venideros – el calendario se suaviza sensiblemente desde la próxima visita a Leganés - resultarán, ni que decir tiene, vitales en pos de conseguir esos goles que permitan escalar puestos en la clasificación. 

La defensa, ejerciendo de pilar absoluto: 

Una vez dejados atrás sus titubeantes inicios, la retaguardia valencianista ha comenzado a demostrar toda su solidez, compensando así, en parte, los malos números ofensivos. Dejar la portería a cero en desplazamientos tan, a priori, complicados como Old Trafford o Anoeta; o permitir únicamente un lanzamiento a puerta de todo un FC Barcelona – eso sí, inapelable por parte de Leo Messi – constituyen logros que hablan bien a las claras de esa mejoría. 

 La recuperación de Ezequiel Garay y su compenetración con un cada vez más asentado Gabriel Paulista hacen pensar en que el objetivo de hallar una pareja de centrales consolidada ya pueda ser catalogado como un hecho. Siempre y cuando los contratiempos físicos lo permitan, claro. 

  

 

Comenta esta noticia
Update CMP