Señor presidente, el pasado es su presente

Quienes se niegan a investigar un caso como el que se narra, no sólo participan en la ocultación de la verdad, sino que viven a espaldas de la voluntad del pueblo valenciano y de Les Corts.

Es noticia que el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) autorizó en 2016 a la empresa Pecsa -Promociones y Ediciones Culturales SA, editora del periódico 'Mediterráneo'-, de la que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, es accionista, el reparto de dividendos entre los accionistas minoritarios por un importe máximo de 84.224 euros, de los que aproximadamente 18.000 € habrían ido a parar a las arcas del President Puig.

Conviene recordar que desde Ciudadanos instamos una Comisión de Investigación en Les Corts Valencianes sobre la quita del IVF al grupo editorial del medio de comunicación del que él es accionista (1.300.000 €) para aclarar el posible conflicto de intereses del President y que la misma fue rechazada en octubre pasado por la mayoría que representa el Botánico.

Quienes se niegan a investigar un caso así no sólo participan en la ocultación de la verdad, sino que viven a espaldas de la  voluntad del pueblo valenciano y de Les Corts donde radica ésta, aún recuerdo cuando la vicepresidenta Oltra hablaba de tomar las decisiones en despachos de cristal, parece que como mínimo esos cristales se han vuelto opacos.

No sólo estamos ante una cuestión estética, sino ante la pregunta de si se favoreció y posibilitó o no, desde el Consell y el IVF, la venta de unas acciones que en su día fueron vendidas por el propio Partido Socialista al Grupo empresarial al que mediante la quita se ha facilitado el que pudiera venderlas.

Tampoco podemos soslayar que con dinero público se ha salvado un medio y gracias a la condonación de deuda, el Molt Honorable President va a seguir cobrando dividendos, por no hablar de que gracias al dinero que han perdido los valencianos ha mantenido o aumentado el valor de sus acciones 177,886,06 €, cuestión casi imposible de no haberse salvado la operación de venta mediante la quita del IVF.

Hablar de las acciones de Puig es hablar de Geinco, de Eivissa, de Cablevisión, de Pecsa, de una época ciertamente oscura en la que tuvo un papel relevante el propio President Puig.

El Molt Honorable reiteradamente ha dicho, en los medios y no en sede parlamentaria, que con el dinero obtenido de su despido en la Prensa del Movimiento pudo adquirir esas acciones y que acudió a varias ampliaciones de capital.

Pero el Sr. President nunca ha dicho nada acerca de que en ese momento el 22,5% de PECSA y su control fue adquirido por dirigentes socialistas del PSPV, sin que quede claro el origen del dinero, pasando a controlar un medio, acciones que luego tuvieron que ceder a Ferraz para blanquear la cosa porque pintaba mal, pasando su titularidad primero a Geinco y luego a Eivissa.

Nada dice el President sobre Manuel Rivas “El Marselles”, Secretario de Finanzas y gerente del PSPV en el periodo 85-88 y participe de cablevisión y con poderes absolutos en Geinco, constituida a su vez por miembros del PSPV ambas con el mismo domicilio social, (calle Maluquer).

Nada dice el President sobre que el lermista Allepuz, amigo personal suyo, y que continuó vinculado al Consejo de Administración de PECSA hasta su fallecimiento, como representante de los socios minoritarios, entre ellos el propio Puig, después de que Ferraz a través de Eivissa vendiera sus acciones al grupo Z en 1999…tapando así un agujero de 300 millones de pesetas del PSPV, al menos, según nos cuenta la prensa de entonces. ¡Maldita hemeroteca!

Nos dice el President que tiene el 1,2% de Pecsa que representa 210 títulos, y nos dice que suscribió varias ampliaciones de capital, esos 210 títulos son los que se declaran en su patrimonio.

“El País 6/12/87 Joaquín Puig, entonces jefe del gabinete de prensa del Presidente Joan Lerma suscribió 405 acciones de Pecsa sobre un total de 1160…” ¡Otra vez, maldita hemeroteca!

Es obvio, que esas 405 acciones representaban el 30% de PECSA en aquellos días, ¿qué ha pasado con esos 195 títulos que ya no se declaran? ¿a quienes fueron vendidos? ¿fueron quizá amortizados en una ampliación de capital no suscrita? ¿En cuyo caso en cuál?

Preguntas que quedaron sin respuesta con el no del Tripartito a la comisión de investigación, como también quedó sin respuesta saber si existía o no conflicto de intereses por parte de Ximo Puig.

¿Hubo o no conflicto de intereses como accionista de un medio y Jefe de Prensa de Joan Lerma desde 1987 hasta 1.995?

¿Cómo es eso de que quien es próximo a quien toma la decisión de otorgar la publicidad institucional de la Generalitat Valenciana en ese periodo, es a su vez accionista, él y el propio PSPV, de uno de los medios beneficiados? ¿En cuánto se benefició a ese medio?

¿Cómo se lleva ser conseller de Presidencia y desde su Conselleria otorgar más de 600.000 de € en publicidad institucional durante 2018 al medio del que se es accionista?

¿Cómo se lleva que desde su Gobierno se hiciera una quita de la deuda que permitió a una empresa que adquirió sus acciones del PSOE poderlas vender a su vez a un tercero?

Cuestiones que el Botánico impidió esclarecer en Les Corts, con su mayoría, ese Botánico de las camisetas y los eslóganes fáciles lo impidió, ¿o no?, porque la verdad siempre es un fantasma que nos persigue mudo y constante, la verdad, como el pasado siempre vuelve y hoy, Sr. President, el pasado es su presente.

 

*Vicente Fernández García, abogado y Diputado por Ciudadanos en Les Corts Valencianes

Comenta esta noticia