15 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La generación de los "ofendiditos"

 

 

Con el recio estilo que le caracteriza, Clint Eastwood lamentó recientemente la dictadura de lo políticamente correcto "Todo el mundo está harto en secreto de la corrección política. Es la generación de lameculos con la que vivimos ahora. Vivimos en una generación de maricas".

Y es que en las redes sociales todo es motivo de censura para los "ofendiditos" con piel delgadita que al ser alérgicos a la lectura suelen lanzar sus autos de fe puritanos sobre lo audiovisual: Katy Perry no puede vestirse como una geisha porque es blanca y eso sería "apropiación cultural",los "Simpson" serían racistas,"Friends" homófobos , el anuncio de "Gillette" que presenta a los hombres blancos heterosexuales sin excepción como maltratadores y acosadores sexuales en potencia, unas zapatillas de Nike con la bandera americana también son ofensivas.. y un largo étcetera.

Pero no solo desde las filas conservadoras les llega a los millenials las críticas: Antonio Navalón , fundador de "Cuadernos para el dialógo" y periodista de "El País" en un artículo criticaba su " falta de vinculación con el pasado y su indiferencia, en cierto sentido, hacia el mundo real son los rasgos que mejor los definen".

 

Según estudios realizados para la revista "Time" la mitad de los millenials prefieren no tener un empleo a tener uno que odian y su elección de carrera cursada no estuvo definida por el salario sino por el estilo de vida; es una población ideal para las grandes marcas y vendedores ya que carecen de una conciencia clara del ahorro y aunque gran parte de ellos esta en el paro tienen mucho más poder de compra que sus padres lo que sin duda apunta al deseo de los padres de que sus hijos experimenten los beneficios económicos que les fueron negados a ellos mismos cuando eran niños; es decir, se ha extendido exponencialmente el trastorno de la personalidad del síndrome del "niño rey".

Una generación que asiste impasible a la desaparición de los derechos sociales y económicos, a la precariedad laboral, a la imposibilidad de formar una familia o a la abolición de la vida comunitaria pero que solo les importa los "nuevos" derechos civiles de pequeñas minorías 

Lo más preocupante es que es la generación que menos valora la libertad de expresión: un 40% se inclina por censurar discursos que puedan ser ofensivos lo que habla claramente de una generación incapaz de lidiar con puntos de vista distintos a los suyos.

Pocos parecen ver que los millenials al fin y al cabo no son más que el producto de un modelo educativo que frente al de las sociedades tradicionales busca un cambio social e ideológico del mundo bajo la coartada ideológica del progreso: el rechazo de la autoridad ("son los niños los que deberían educar a sus padres" decía Marx) , la nivelación por debajo ,un relativismo nihilista que unido a la eliminación del servicio militar han liquidado ya todos los ritos de paso de la infancia a la edad adulta, algo que desde el "Agogé" espartano o la "toga viril" romana siempre han estado presentes en nuestras sociedades y cuyo objetivo era el fortalecimiento del carácter, la camaradería, la competitividad y la identidad grupal.

La alienación

Si hay un film que caracterizó a la generación anterior (generación X) fue "El Club de la lucha" que sí era nihilista (como los millenials) pero, a cambio, hacía una lúcida crítica a la sociedad de consumo alienante.

En dicha obra Chuck Palaniuk escribió "no eres especial,no eres un hermoso y único copo de nieve" y dicho término ("Snowflake"/copo de nieve) define a las personas sobreprotegidas,muy vulnerables emocionalmente que no pueden hacer frente de una manera argumentada a las perspectivas que los desafían, que perciben la crítica y la discrepancia como una agresión a la libertad lo que lleva a la censura y a la intolerancia en el debate.

Una generación que asiste impasible a la desaparición de los derechos sociales y económicos, a la precariedad laboral, a la imposibilidad de formar una familia o a la abolición de la vida comunitaria pero que solo les importa los "nuevos" derechos civiles de pequeñas minorías cuyas "luchas" son generosamente subvencionadas por corporaciones y gobiernos vía ONGs; son sin duda la generación más conformista de la historia.

Comenta esta noticia
Update CMP