01 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La verdad sobre las pancartas a favor de Paloma Cuevas

Paloma Cuevas

Paloma Cuevas

El fin de semana pasado Enrique Ponce regresó a los ruedos. Una vuelta a la faena tras haber puesto fin a su matrimonio que hizo que muchos acudieran a la plaza para apoyar a su ex.

 

 

Todo alrededor de Enrique Ponce es polémico. Desde que se separó oficialmente de Paloma Cuevas, el torero bien pareciera que se haya puesto el mundo por montera. Ponce es muy consciente de que sus movimientos o gestos son el foco de atención de fotógrafos, de revistas y absolutamente todo es analizado hasta la saciedad en los programas de televisión, lo que no le impide seguir demostrando públicamente su amor por su joven pareja.

La presentación de ella, como la novia oficial, tuvo lugar esta semana cuando Ana Soria, junto a varios amigos, se sentó en las gradas de la plaza de toros de Plasencia. La joven en esta ocasión entró antes del inicio de la corrida y no evitó ser captada por las cámaras allí presentes. Y es que Ana parece estar encantada con el foco y disfruta como una niña de las muestras de cariño que el torero le regala en el ruedo, como el dibujar una "A" en la arena del coso. Una manifestación que ha levantado polvareda entre los aficionados y puristas del arte del toreo.

Enrique Ponce

Y precisamente son los aficionados al toro los que están siendo los más críticos con este tipo de gestos. Algunos lo definen como "actitudes incomprensibles salidas de tono que ni benefician al mundo del toro, ni son de recibo por parte de una primera figura". Reflexiones que se oyen en las gradas y fuera de ellas.

Para ejemplo lo que ocurrió en su aparición en Osuna. Allí varias fueron las personas que portaron pancartas de apoyo a su todavía mujer, Paloma Cuevas. Mensajes como "Paloma te queremos" y gritos de "Viva Paloma Cuevas" fue lo que el torero tuvo que ver y escuchar al bajarse de su furgoneta junto a su cuadrilla, momentos antes de comenzar su faena.

Una escena rocambolesca que enseguida disparó todo tipo de especulaciones sobre una posible "mano negra" que actuase como inductora para boicotear el regreso de Ponce. Pero nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que ESdiario ha podido hablar con una de las personas que portaba esa pancarta. R.M prefiere guardar su anonimato.

"Yo no estoy acostumbrada y verme en televisión y escuchar que todo esto está organizado por alguien me ha descolocado". R.M nos relata que nadie le sugirió elaborar dichas pancartas. "Personalmente no conozco a Paloma Cuevas, ni a nadie de su entorno. Simplemente quise manifestar mi apoyo a la que ha sido su mujer durante 24 años y mi desacuerdo con lo que está haciendo en la actualidad Enrique. Jamás quise faltar el respeto al maestro, ni por supuesto ser centro de atención mediática. Paloma me parece una señora y creo que no se merece todo esto".

Por petición de la persona interesada me reservaré el nombre, pero su reflexión es algo que cada vez se escucha más en los aficionados al toro que no están al margen de los vaivenes amorosos de la nueva pareja del verano: Enrique y Ana.

Comenta esta noticia