Carlos Rico, los jubilados y Podemos

La campaña fake contra el líder del nuevo partido de jubilados se amplía.

El anterior rector de Castellón se llama Vicent Climent. El gerente de la sala de fiestas de toda la vida de Benidorm es Vicente Climent. Y este modesto escribidor es otro Vicent(e) Climent. Oiga, y coexistimos sin problemas. Cada uno en su casa, y Dios en la de todos.

Pero ¡ay cuando de la homonimia se hace instrumento para aviesas campañas! Le está pasando a Carlos Rico, del que sabemos que hay al menos dos en España. Uno parece ser que es de Podemos. No tengo el gusto. El otro ha tenido la ocurrencia de crear un partido de jubilados desde Alicante y para toda España.

A éste último sí lo conozco. Y desde luego lo que no se puede decir de él es que sea de extrema izquierda. Ni de extremo-nada. Al menos hasta ahora. Quizá por eso se estén cebando con él desde ambos lados del espectro, con campañas en las que lo mismo se le achaca que es de Vox que se le adjudica querencia podemita encubierta.

El alicantino Carlos Rico Mira, digámoslo ya así, completo de filiación, es un hijo de exiliados, francófilo, exquisito en el trato, impulsor del PSOE en su Pinoso natal in illo témpore (su hermano fue alcalde socialista), y ahora impulsor de “3ª edad en acción”, un nuevo partido que se define transversal (desde la socialdemocracia hasta el liberalismo).

A Rico Mira lo conozco desde hace treinta años, y nunca me ha parecido un radical, por mucho nervio y hasta vehemencia -eso no lo ha perdido con los años- que transmita al hablar. Esto no es que lo sepa yo, es que lo sabe toda Alicante y parte del resto del mundo. Salvo que las propuestas que haga ahora desde su nuevo proyecto revelen lo contrario y se demuestren radicales (hasta ahora no lo parece), y dado que yo no le debo nada a ningún Rico que no sea mi banco, dejo aquí escrito que creo muy probable que no todos los carlosrico sean extremos, como tengo por seguro que no todos los vicentecliment son rectores.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP