La columna de Motes: El ministro valenciano por excelencia y el "Delcygate"

El cerco judicial y político se estrecha sobre Ábalos, sometido a una tortura parlamentaria y a otra judicial. El ministro no quiere que se hable de lo suyo pero ahí está el "Delcygate"

"Si Delcy Rodríguez solo quería hablar con José Luis Ábalos, ¿para qué vino a España?". Esa pregunta está por contestar. El ministro valenciano por excelencia está bajo el punto de mira por sus diferentes explicaciones, hasta siete diferentes por el momento de la entrevista -"contacto", según su versión- con la vicepresidenta de Venezuela. Ábalos no quiere que se hable de los suyo. Y lo mismo ocurre con la investigación al hermano de Ximo Puig, con la condena judicial al exmarido de Mónica Oltra y la gestión de su conselleria en su caso de abusos sexuales o  los líos judiciales en el Ayutamiento de Valencia que afectan al concejal Pere Fuset.

Una cosa es aquello que los gobernantes intentan que se hablen y otra es aquello de lo que se habla y sucede en realidad. Dice Ábalos que lo suyo no interesa, pero dos instructores investigarán el paso de la vicepresidenta venezolana por el Aeropuerto Adolfo Suárez.

Comenta esta noticia