La Fiscalía de Alicante pasa la pelota a la de Elche en el "caso Bascuñana"

Emilio Bascuñana.

Emilio Bascuñana.

La Fiscalía de Alicante ha trasladado a la de Elche, a través de un decreto de 29 de octubre, unas diligencias que fueron abiertas en su día en Valencia para que sea este órgano el que decida si presenta una denuncia por apropiación indebida contra el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana (PP), por presuntamente haber cobrado durante seis años como asesor de la Dirección Territorial de Sanidad de Alicante sin acudir a su puesto de trabajo.

La Conselleria de Sanidad interpuso una denuncia por la que se abrieron diligencias en Fiscalía de Valencia por un presunto delito de apropiación indebida, y que fueron derivadas a la de Alicante y ésta a su vez a la de Elche-Orihuela, que ya las tramita por si los hechos fueran constitutivos de delito, han informado fuentes conocedoras de la decisión. Según avanza este miércoles eldiario.es, el ministerio público considera que lo sucedido podría ser constitutivo de un delito de apropiación indebida.

Emilio Bascuñana, en declaraciones a Europa Press, niega los hechos y asegura que no tiene información de que el ministerio fiscal haya abierto diligencias contra él. El primer edil ha calificado de "intolerable" que la Conselleria de Sanidad y las administraciones públicas "se presten a este tipo de juegos de linchamientos políticos y mediáticos", cuya intención, "es moverlo cuando hay elecciones o como ahora cuando está el tema de los ERE o el de Ximo Puig y su hermano", en alusión a las ayudas al valenciano.

El alcalde de Orihuela asegura que no ha recibido "nunca" ninguna notificación, ni por parte de la Conselleria de Sanidad "porque no hay ningún expediente abierto, tan solo unas diligencias previas", ni ahora por parte de Fiscalía, "pese a que se ha preguntado incluso por escrito, por activa y por pasiva", ha asegurado el edil.

Bascuñana ha hecho hincapié en que a quien le corresponde tutelar los datos de los empleados no es al trabajador sino a la empresa, en alusión a la información que le ha pedido la Conselleria de Sanidad. Según ha defendido, como trabajador estatutario con plaza en propiedad en la administración sanitaria, "me encargaban hacer un trabajo y yo lo hacía. En unos años de asesor y en otros pasando consulta y me han visto mil pacientes", ha concluido.

Bascuñana ha hecho hincapié en que a quien le corresponde tutelar los datos de los empleados no es al trabajador sino a la empresa, en alusión a la información que le ha pedido la Conselleria de Sanidad

Desde el Ayuntamiento de Orihuela, el segundo teniente de alcalde, Jesús Almagro, ha explicado que "lo único que hay hasta la fecha es un movimiento de papeles de un lado a otro", en referencia al traslado de las diligencias entre Fiscalías.

La Conselleria de Sanidad inició un expediente administrativo contra Bascuñana -apertura de diligencias previas- en el verano de 2018 y al no hallar "nada" que indicara que el alcalde de Orihuela fuera a trabajar entre 2007 y 2014, puso la investigación en manos de la autoridad judicial por si fuera "constitutivo de delito".

Comenta esta noticia
Update CMP