27 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado irá al Congreso a acusar a Sánchez en su cara de "anticonstitucional"

El líder del PP no pondrá paños calientes en su encuentro con el PSOE, al que considera entregado a la causa de blanquear al separatismo y responsable de evitar pactos con él.

Pablo Casado se verá este lunes con Pedro Sánchez, pero que nadie espere un encuentro fraternal rodeado de espíritu navideño. El líder del PP está literalmente harto de su homónimo socialista, al que considera "único responsable" de haber evitado otros pactos y alianzas que libraran al próximo Gobierno del doble peaje de Podemos y el independentismo.

Lo explican a ESdiario fuentes del entorno presidencial: "Quien no ha querido explorar otras vías ha sido Sánchez, buscándose excusas para tapar que el único pacto que quiere es el que ya ha firmado con Iglesias y quiere firmar con ERC". En los populares se es consciente de que la estrategia en Ferraz es que, si consigue la investidura con esos socios, se presente como si no le hubiera quedado más remedio.

Y a esparcir esa idea se dedicará la guardia pretoriana de Sánchez durante toda la semana que comienza, con Carmen Calvo y José Luis Ábalos al frente de las maniobras y toda la infantería socialista dispuesta a repetir el mantra.

 

Pero en Génova creen tener antídoto, y se empezará a notar en la reunión de Casado y Sánchez, que será el primer contacto entre ambos desde que, el pasado 10N, el segundo ganara las Elecciones y se negara incluso a cogerle el teléfono al primero cuando le llamó.

El propio presidente del PP ha dejado un anticipo de lo que le dirá en su cara al presidente en funciones en su encuentro del lunes. Lo hizo en la comida de Navidad del PP madrileño, un clásico de la familia popular que de nuevo ha vuelto a reverdecer viejos laureles con más de mil comensales  en la Casa de Campo y la plana mayor del partido presente, con Isabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida como anfitriones.

"Vergüenza ajena"

 Allí, Casado dijo sentir "un poco de vergüenza ajena" el comportamiento del Gobierno de Pedro Sánchez, que, a su juicio, ha entrado en una "deriva nacionalista y anticonstitucional" en sus negociaciones con los independentistas. Por eso, ha dejado claro que no el líder del PSOE no puede esperar "nada" del PP ante la reunión que mantendrán el lunes en el Congreso.

En la comida de Navidad del PP de Madrid que se ha celebrado en el pabellón satélite de la Casa de Campo, Casado ha asegurado que el PSOE lleva 16 años "blanqueando la hoja de ruta del Tinell" que ahora recupera Pedro Sánchez, quien ha elegido "voluntaria y libremente" los socios con los que quiere gobernar.

Por todo ello, ha recalcado que le dejará claro que el PP no le va a apoyar porque es la "alternativa". "Que no espere nada el lunes porque va a encontrar un partido que es la alternativa para acabar con esta deriva nacionalista y anticonstitucional de un socialismo que ha perdido su esencia".

El cómo se explique esto es ahora crucial para Génova: no quiere parecer que le cierra la puerta a Sánchez por indisposición al diálogo, sino porque Sánchez ya ha elegido. Y siempre quedará una bala de plata que nadie confirma oficialmente en el PP, pero que está ahí: tender una mano en pleno debate de investidura, por el bien de España. ¿Veremos esa escena? No parece probable, pero no es imposible.

Comenta esta noticia
Update CMP