La escabrosa situación de la prostitución en el centro de Valencia

Prostitución en el centro de Valencia

Prostitución en el centro de Valencia

El problema no deja de aumentar en Velluters ante la desesperación de los vecinos por la pasividad del Ayuntamiento.

Mujeres orinando en plena Avenida del Oeste de Valencia, en el centro de la ciudad a un minuto de la plaza del Ayuntamiento o del Mercado Central, ofreciendo servicios sexuales, posando para clientes que paran, reuniéndose y discutiendo en la calle… Son las imágenes que contemplan todos los días los vecinos del barrio de Velluters desde los balcones de sus casos. 

Los vecinos, hartos, han decidido grabar las imágenes y difundirlas para denunciar una situación que cada vez es más insostenible. Si bien la prostitución en esta zona de Valencia no es algo nuevo,  el problema se ha agravado en los últimos años y con la crisis del Covid, en lugar de reducirse, ha ido todavía a más, con el peligro además para la salud que ello conlleva al reunirse varias personas sin ningún tipo de medida de seguridad.

El Ayuntamiento que dirige Joan Ribó mira para otro lado con este problema y no adopta medidas para paliar o atajar la situación. Sus socios del PSOE, que presumen ahora de que quieren abolir la prostitución, dirigen la concejalía de Policía Local y no aumentan la presencia policial en Velluters para terminar con la prostitución callejera y las mafias que la controlan.

Los vecinos de la Avenida del Oeste, cansados de la prostitución nocturna que les impide dormir y que les obliga a presenciar situaciones indescriptibles por lo sórdidas y desvergonzadas que son, aseguran que “llamamos a la Policía Local y no se involucran” o que “se denuncia el problema en la Junta Municipal de Ciutat Vella y desde el Ayuntamiento niegan que eso sea realidad”. Los vecinos se están empezando a organizar para protestar y para que se tomen medidas, y han planteado incluso presentar una denuncia a ver si el equipo de gobierno de Compromís y el PSOE se da por enterado de lo que paso a menos de 5 minutos de sus despachos oficiales.

Comenta esta noticia