28 de enero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Por qué la victoria de Boris Johnson puede ser buena menos para Pedro Sánchez

La victoria de Johnson confirma el Brexit y lanza dos contundentes mensajes. Uno de ellos es para Pedro Sánchez y Podemos. Y es el siguiente.

 

Aunque les parezca sorprendente el Brexit es el ejemplo más claro de que la incertidumbre es lo que más penaliza a un entorno económico. Que tome buena nota don Pedro Sánchez. Este viernes, tal y como adelantaban muchos analistas, ya se empiezan a percibir las consecuencias positivas del triunfo histórico del líder conservador británico de pelo amarillo.

Bolsas subiendo, libra disparada, tranquilidad entre los inversores institucionales e incluso algunos protagonistas como IAG que se salen del mapa. Ahora, y lo dice un periodista, muchas cosas suenan ya a mercancía pasada pero quiero recordar lo que muchos expertos que se dejan los sesos en interesantes informes (todos en inglés) ya plasmaban. 

Una mayoría conservadora significa que el nuevo gobierno podrá ratificar el acuerdo de retirada de la UE antes de finales de diciembre y cumplir la salida anunciada para el 31 de enero. La mayoría cosechada por este señor tan excéntrico le permite no tener que dependen del apoyo del Partido Unionista Democrático (DUP por sus siglas en inglés), lo que significa que el DUP no podrá frustrar o bloquear la ratificación del Brexit.

 

Además, y ya se está viendo se está produciendo un repunte del rally de algunos activos británicos. Había quienes tenían miedo al plan de nacionalizaciones que anunciaron los laboristas, muy colegas de nuestros amigos de Podemos, que esto siempre espanta, como les venimos diciendo en ESdiario, a todo inversor que se precie.

Otro asunto es el estímulo fiscal. Con la amplia mayoría de los conservadores, el consenso del mercado prevé que el nuevo gobierno se comprometerá con un estímulo fiscal a gran escala. El Ministro de Hacienda del Reino Unido, Sajid Javid, ha indicado que pedirá prestado para financiar planes de gasto, es decir, acometer mucha inversión pública.

 

 

Dado el nivel increíblemente bajo de los tipos de interés, se trata de una política sensata y pragmática. El aumento de los estímulos fiscales puede dar lugar a mejores resultados de crecimiento a corto plazo. Algo muy necesario dado el pobre desempeño de los PMIs del Reino Unido en los últimos meses.

¿O no Mariano?

Por último, se espera una sensible apreciación de la libra. Que ya se está registrando en las pantallas. La libra esterlina dispara su reciente tendencia alcista. El discurso consensuado sugiere que el par GBP/USD podría alcanzar niveles en torno a 1,35. En consecuencia, los mercados podrían comenzar a cotizar al alza la política monetaria del Comité de Mercados Abiertos a principios de 2020, lo que pesará sobre el dólar y dará lugar a una nueva subida del par GBP/USD.

Por tanto, queridos lectores, no se extrañen si les digo que el triunfo de Boris y la marcha, por fin, del Reino Unido de Europa puede dar paso a un periodo de cierta tranquilidad. Que no tiene por qué ser necesariamente mala para el resto de Europa, ¿o sí? que diría Mariano

Comenta esta noticia
Update CMP