23 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Aznar da una bofetada a Rajoy y al PP al invitar a Rivera a clausurar su máster

Aznar abandonó la Presidencia de Honor del PP en diciembre de 2016.

Aznar abandonó la Presidencia de Honor del PP en diciembre de 2016.

El expresidente del Gobierno se hará acompañar por el líder de Ciudadanos y por varios exdirigentes populares que no acabaron bien con Rajoy, como el exministro Alberto Ruiz Gallardón.

José María Aznar ha utilizado a Albert Rivera para dar una bofetada a Mariano Rajoy, con quien rompió definitivamente en diciembre de 2016 al abandonar la Presidencia de Honor del PP

El expresidente del Gobierno ha invitado al líder de Ciudadanos a clausurar la II Semana Atlántica organizada por el Instituto Atlántico de Gobierno, creado y presidido por Aznar y adscrito a la Universidad Rey Juan Carlos.

La cita se celebrará entre el 5 y el 8 de junio y Rivera ha aceptado la invitación, de forma que bajará el telón con la conferencia Los retos del liberalismo y la Unión Europea.

El propio Aznar será el encargado de inaugurarla y, además de contar con el líder de C's, lo hará también con exdirigentes populares que no acabaron precisamente bien con Rajoy.

Entre ellos Alberto Ruiz Gallardón, que dimitió como ministro de Justicia cuando el presidente dio marcha atrás en la reforma de la Ley del Aborto la pasada legislatura. También Manuel Pizarro, quien fuera número dos de Rajoy en la candidatura a las elecciones generales de 2008.

Asimismo figura en el programa Gabriel Elorriaga, jefe de campaña del líder de los populares en la campaña de 2004. Y Jaime García Legaz, exsecretario de Estado de Comercio la pasada legislatura y a quien Rajoy sentenció tras verse envuelto en el escándalo del pequeño Nicolás.

Sabe Aznar que los populares tienen sus más y sus menos con Ciudadanos, habida cuenta de que en buena medida se disputan el mismo espacio ideológico. De hecho la propia FAES, que él preside, ha advertido en varios de sus informes del daño que C's hace al PP. Aun así al expresidente no le ha temblado el pulso.

Comenta esta noticia