20 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Le hacen una lobotomía al creer que el lazo amarillo era por la oligofrenia

El afectado, antes y después de la intervención humanitaria

El afectado, antes y después de la intervención humanitaria

Un doctor de vacaciones realiza una intervención humanitaria al independentista, tras creer que el lazo amarillo simbolizaba un SOS contra la enfermedad. No sirvió de mucho.

 

 

Un médico de Cuenca, de vacaciones en la Costa Brava, le hizo una lobotomía a un independentista que estaba poniendo lazos amarillos y cruces en todos los edificios públicos de la zona e, incluso, en la tapa de sepia que el galeno estaba degustando cuando ocurrieron los hechos.

El especialista pensó que el lazo amarillo simbolizaba una causa justa, la lucha contra la oligofrenia, y que era un SOS al que no se pudo resistir dado su carácter desprendido. Y allí mismo intervino "humanitariamente" al independentista, sin demasiado éxito: su comportamiento se mantuvo idéntico al anterior, si bien citó más a veces a Mandela que a Gandhi.

 

"Yo sólo quería ayudar. Hay tantos lazos de tantos colores que es un lío. Ya no sabes si el amarillo es para las hemorroides o contra el apartheid, y al ver el comportamiento del afectado me pareció claro y puse todos mis conocimientos a su servicio para ayudarle", explica el médico a El Pato Cojo.

"Parecía un caso claro de oligofrenia, iba colocando lacitos sin ningún sentido en todos los sitios, incluso en el bigote de un señor que se parecía a Aznar; hacía movimiento compulsivos y decía insensateces todo el tiempo sobre la represión y la falta de libertades", concluye el doctor.

Comenta esta noticia
Update CMP