Luis Santamaría no espera: inicia su campaña a la alcaldía de Valencia

El presidente de la gestora del PP local, Luis Santamaría, ha abierto su precampaña a la alcaldía con una campaña en la que denuncia carencias del tripartito de Joan Ribó.

El PP valenciano vive momentos singulares. Pablo Casado ha decidido que no nombrará el candidato a la alcaldía de Valencia hasta después de las elecciones de diciembre en Andalucía. Cabe pensar por lo tanto que de alguna forma el resultado en el feudo socialista puede tener alguna repercusión. Los populares valencianos sin embargo han decidido empezar su precampaña en casa. Isabel Bonig y José Ciscar prefirieron acudir a un acto de NNGG en Denia que al encuentro nacional en Sevilla repleto no obstante de diputados y senadores valencianos.

Y aún ha sido más llamativo que el presidente de la gestora de la ciudad de Valencia, Luis Santamaría, iniciara el mismo día y en solitario su carrera a la alcaldía con la presentación de un manifiesto que viene a ser un esbozo del programa electoral centrado en gran parte en censurar la gestión de Joan Ribó (Compromís). Vídeo de presentación incluido.

"No hay derecho señor Ribó", es el lema que los populares llevarán de barrio en barrio y que  arrancó en Velluters, en un parque en las inmedicaciones del Mercado Central. "Los valencianos y valencianas no tenemos porqué soportar la falta de limpieza, el incremento de la inseguridad ciudadana, el caos circulatorio, las plagas, la falta de limpieza o el aumento de los problemas vinculados con el tráfico de drogas por citarle tan solo algunos ejemplos del fracaso de su gestión", sostiene el también diputado autonómico. "Por eso nos vemos obligados a salir a la calle, a denunciar los puntos negros de la ciudad acudiendo allá donde los servicios municipales fracasan", añade.

Utilizando la fórmula de una carta con destinatario el alcalde, Santamaría mantiene que "otra Valencia es posible. Una Valencia sin problemas de convivencia. Una Valencia limpia no sólo es posible sino su deber señor Ribó. Una Valencia segura y sin okupas. Una Valencia que atienda mejor a las personas en riesgo de exclusión es posible. Como también lo es posible reducir el número de personas en riesgo de pobreza que superan las 211.000. Personas, Señor Ribó, que para usted no cuentan".

Santamaría adelanta que cada fin de semana "estaremos señalando los puntos negros de la ciudad. Mostrando nuestro compromiso con los vecinos y aportando soluciones a los graves problemas que les afectan". El diputado del PP distribuyó vídeos e imágenes que "resumen el punto de degradación al que se ha llegado con la tolerancia de usted señor Ribó. A los vecinos les gustaría no tener que convivir con los problemas que el consumo de drogas genera en términos de peleas, inseguridad y también de pérdida de espacios urbanos como los jardines del barrio convertidos en supermercados de la droga y donde los padres ya no se atreven a llevar a sus hijos. Los vecinos de valencia le piden que termine con los malos olores, la falta de limpieza, las plagas de ratas y cucarachas que campan las calles de Velluters y por otros puntos de la ciudad".

Proponemos recurrir sin complejos a más sistemas de vigilancia como cámaras o incluso el empleo de drones de vigilancia.

El que fuera conseller en la última etapa de gobierno popular, asume el compromiso de reformar todos jardines ·con arreglo a las demandas vecinales para convertirlos en "espacios ciudadanos libres, limpios y seguros". Propone aumentar la presencia de "dotaciones de policía de proximidad y reclamar a la delegación del gobierno la puesta en marcha  de patrullas conjuntas". En su opinión, "sería un detalle" que el alcalde  "renunciara a su escolta y la pusiera al servicio de la ciudad. Hacen falta 190 policías para llegar al ratio policía/población que el tripartito se encontró cuando llegó al Ayuntamiento". Santamaría asume ese compromiso "porque ello implicaría 20 patrullas más por turno que serían suficientes para llevar planes específicos en barrios como Velluters, Orriols o el Cabañal, donde además proponemos recurrir sin complejos a mas sistemas de vigilancia como cámaras o incluso el empleo de drones de vigilancia".

Comenta esta noticia