Girau se despide del Ayuntamiento de Valencia con aplausos desde el hemiciclo

Las familias que llenaban los escaños municipales responden con una ovación a las palabras que el jefe de servicio de Drogodependencias dedica a la concejal socialista

Maite Girau se ha llevado la que posiblemente será su última ovación como concejal. Lo ha hecho casi en el tiempo de descuento, cuando queda poco más de una semana para que tome posesión la próxima corporación. La edil de Sanidad ya no formará parte de ella, pues en la candidatura socialista aparecía relegada al undécimo lugar, y el PSPV-PSOE ha logrado siete ediles.

Además, el fuerte aplauso que se ha ganado ha procedido de un hemiciclo abarrotado, posiblemente bastante más que en los plenos que está acostumbrada a vivir. Y se hallaba con el público apiñado, por falta de espacio, en las butacas, porque tenía lugar la clausura de la 25 edición de la Escuela de Madres y Padres del Ayuntamiento de València, con la entrega de diplomas a las más de 600 personas que han participado en esta edición procedentes de 25 colegios.

El momento más sentido del acto para quien ha sido concejal delegada de Sanidad, Salud y Deportes durante este mandato, ha llegado cuando el jefe del Servicio de Drogodependencias le ha dedicado una sentidas palabras para destacar su labor y, de paso, poner en entredicho la de "la de mayoría de políticos". "Mientras a otros muchos acudes con un problema y sales con cuatro, a la concejal Maite Girau vas con un problema y sales con una solución", recalcó el funcionario, quien hizo hincapié en la vocación de la edil, algo que tampoco consideró habitual en otros cargos públicos a pesar de que "se debería de sobreentender".

La edil respondió agrandando más si cabe su sempiterna sonrisa. Después de esas palabras y de una breve alocución de la propia Girau subrayando la importancia de la escuela y agradeciendo la participación, comenzó una extensa sesión de fotos en la que se prodigó en besos, saludos y en recibir felicitaciones por la tarea de la Escuela de Madres y Padres.

Por grupos, fueron saliendo padres, madres y estudiantes de los 25 centros de Valencia que han participado este año en el programa, que consta de nueve sesiones de hora y media en las que expertos municipales ofrecen consejos y proponen actuaciones para mejorar la formación de los niños. Con cada uno de esos 25 grupos se fotografió la edil, única concejal de la corporación que ha asistido a este multitudinario acto. Para ella ha sido una especie de baño de masas de despedida. Prodigando sonrisas y compartiendo fotos.

Comenta esta noticia
Update CMP