31 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El cabreo disimulado de Xabier Fortes por sufrir la mitad de lo que él provocó

Xavier Fortes

Xavier Fortes

La verdadera historia de la salida de Fortes es una lucha por el poder interno entre siameses ideológicos. Las purgas ya pasaron, ahora es un juego de tronos con estas claves.

 

 

A Xabier Fortes le ha sentado a cuerno quemado su relevo al frente de "Los Desayunos de TVE", aunque su drama pudo ser mucho mayor: durante unas horas, se especuló con su regreso al centro territorial de su Galicia natal, su destino laboral formal por la categoría que tiene como "funcionario" del ente público.

Finalmente aceptó la prestigiosa pedrea de volver a "La Noche en 24 horas", llevándose por delante al periodista Marc Sala, que ha perdido el 50% de la audiencia que le dejó Víctor Arribas, uno de los primeros purgados por Rosa María Mateo... y el propio Fortes y sus compañeros del Comité de Informativos, ese politburó que se arrogaba en tiempos del PP la pureza periodística y decía cosas como ésta, hace seis años, en La Sexta:

 

 

Aquel discurso de Fortes derivó en los viernes negros, en el asalto a TVE tras la moción de censura, en la purga de casi 200 profesionales y en su promoción personal con dos programas matutinos que ahora llegan a su fin. El tándem que hacía con Begoña Alegría, la nueva directora de Informativos, se rompió cuando llegó la persona decisiva en su relevo: Enric Hernández.

El antiguo Director de El Periódico de Cataluña no ha tenido un aterrizaje precisamente cómodo; pues los Fortes y compañía solo han tenido algo más claro que echar todo vestigio del PP de la casa y enfocar los informativos y programas a favor del Gobierno de PSOE y Podemos.

 

 

Que todo eso lo tenían que hacer ellos, dotados de un sentido patrimonial de un ente público "privatizado" por ese Comité de Informativos que hace tres años se quejaba de todo y ahora no dice ni mú de las falsedades y bulos que cuela casi a diario el Gobierno.

 

El caso es que Fortes ha estado muy enfrentado a Hernández, y por tanto a Mateo, más por el poder que por la línea editorial, ante la cual no hay grandes diferencias entre unos y otros. Hay dos bandos en RTVE, pues, y el perdedor ha sido el del nuevo presentador del Canal 24 horas. Y con él también la propia Begoña Alegría y un último nombre, al que hasta ahora se señalaba como "cerebro gris en la sombra" de todas las operaciones: Fran Llorente.

¿Y qué piensa Moncloa de todo esto? A este Topo le llega satisfacción, pero sin entusiasmos: lo que más preocupa es la poca audiencia general de TVE y de RNE. Y si si se confió en Enric Hernández para levantar el vuelo, se confiará en las decisiones que acaba de tomar. Aunque no le queden ya muchas balas en el cargador: tras las salidas de María Casado y de Xabier Fortes, toda la responsabilidad ya es suya.

Comenta esta noticia