Expofórum 2019 como marco de reafirmación valencianista

“Las coyunturas pasan”, proclama el presidente de Les Corts para conmemorar la Exposición de 1909. Enric Morera insta a los valencianos a fijarnos en lo que nos es común.

Hace 110 años un tal Vicente Climent, que llegó a presidente del Círculo Regional Valenciano en Barcelona, ganó un concurso convocado al efecto para confeccionar el cartel oficial de la Exposición Regional que abrió Valencia a la modernidad.

Su obra, titulada “Emporio”, representa al Comercio ofreciendo una corona de laurel a la Agricultura, a la Ciencia y a las Bellas Artes. En los ángulos se ven los escudos de las tres provincias valencianas y los del Ateneo Mercantil de Valencia y la Diputación provincial. La Senyera y un mar encalmado completan el cuadro.

No me consta parentesco. Y quizá por eso me ha llamado más la atención la coincidencia. Un Vicente Climent en la primera exposición, y otro en la gala de presentación de la segunda, ahora con el nombre de Expofórum. Sin duda es mucho más significativo que un Tomás Trénor impulsara la de 1909 y otro Tomás Trénor asistiera feliz a la gala de 2019, complacido por el reconocimiento unánime a su antepasado.

Unánime, sí. Y ésa es una gran noticia. Que en un acto en el que hablaron tres socialistas, un dirigente de Compromís y la presidenta del Ateneo (a quien políticamente no se le suele situar en la izquierda), todo el mundo coincidiera en el mérito de aquel prohombre valenciano al que le importaba tanto Valencia como para arruinarse en el empeño, como recordaron el conseller de Hacienda y el presidente de Les Corts.

La cita de 2019 -que como todo el Expofórum contaba con el patrocinio de Generalitat, Corts, Diputación, Ayuntamiento, otras instituciones y empresas- estaba programada para el 15 de febrero, viernes por la tarde, recién sabido que Pedro Sánchez ha convocado una campaña electoral continua de aquí a verano. Se la perdió Ximo Puig, cuyo último acto de su agenda oficial de president estaba programado para una hora antes en la misma ciudad. Se la perdió Joan Ribó, que me dicen que andaba de viaje. Pero la ganamos todos los que tuvimos la suerte de ser invitados y no tener problemas insalvables para acudir a una cita histórica para Valencia.

En otros espacios les darán los detalles. Aquí quiero destacar la categoría y altura de miras con la que los intervinientes enfocaron esta oportunidad de ver lo que nos une y obviar lo que nos separa. Y quiero significar especialmente a cuatro personas: Vicent Soler, Toni Gaspar, Carmen de Rosa y Enric Morera.

El conseller, por valencianista convencido, capaz de ser socio a la vez de Acció Cultural y del Ateneo de Valencia en estos tiempos excluyentes en los que o estás conmigo o estás de viaje;

el presidente de la Diputación de Valencia, por recordarnos a todos que si estamos pendientes del último tuit con el que marcar distancias no lo estaremos de lo importante;

la presidenta del Ateneo por su señorío, reconociéndole a Morera la autoría de la idea de rememorar la exposición de 1909 de nuevo con el liderazgo del Ateneo (que éste ejerce con el impulso y la exquisita institucionalidad de su presidenta);

 y el presidente de Les Corts, con detalles como el de citar a la síndica del principal partido valenciano (que tantos acuerdos unánimes antes imposibles ha firmado esta legislatura), que pese a sus votos carece de figura institucional que le represente en el estrado en actos como éste.

Pero sobre todo, con una acertadísima frase al calor de la recentísima convocatoria electoral -tan presente en el acto y en los corrillos posteriores- que si el Vicente Climent de 1909 hubiera de revisar ahora su encargo seguramente incluiría como lema: “las coyunturas pasan”. A ver si los valencianos lo aprendemos de una vez.

Comenta esta noticia
Update CMP