Tirón de orejas de Puig a la televisión autonómica en plena alerta por el Covid

Instalaciones de À Punt en Burjassot.

Instalaciones de À Punt en Burjassot.

El presidente valenciano, periodista de profesión, proponer reforzar el servicio público y nuevos programas televisivos para el confinamiento por la pandemia.

Suave en las formas pero directo y en público. Ximo Puig ha aprovechado una rueda de prensa, tras reunirse con técnicos de infraestructuras sanitarias, para instar a los dirigentes de la radio y televisión autonómica a ponerse las pilas en la programación diaria ante la alerta sanitaria que sufre España. El presidente de la Generalitat, periodista de profesión, pidió a À Punt "reforzar" -fue el verbo que utilizó- el servicio público ante el coronavirus. Un comentario que también puede interpretarse como llamada de atención por falta de cintura "profesional". La voluntad es que la programación "se adecue al momento actual" y de cobertura "al estado emocional y las necesidades de la sociedad valenciana", ha subrayado.

Con gran parte de los valencianos confinados en su domicilios y ávidos de información (el aumento de televisión es notable los últimos días), Puig propuso en su comparecencia, en el Patio del Palau, la emisión de programas educativos, dirigidos principalmente a los escolares y universitarios  y de atención permanente y respuesta a cuestiones generales que puedan plantearse respecto a la pandemia.

En su "propuesta"de parrilla televisiva, sugirió incluso algún espacio dedicado al ejercicio físico, para mantener la mente y el cuerpo sano en los valencianos.  Y, al mismo tiempo, emplazó a la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC), a apostar por programas de ocio en especial para los menores que tienen que permanecer en sus casas.

La audiencia de À Punt sigue estando por debajo de las expectativas  desde su puesta en marcha en abril de 2018, pese a que la Comunitat valenciana es la segunda autonomía de mayor consumo de televisión. Este mismo mes se ha hecho cargo de la cadena Alfred Costa en sustitución de Empar Marco. Un cambio que algunos vinculan al interés de Presidencia por reflotar A Punt. Costa fue concejal socialista en Torrent tras el cierre de Canal 9 decidido por el gobierno del popular Alberto Fabra.

 

Las comparecencias televisivas de Puig no han tenido por el momento gran eco en À  Punt como quedó plasmado en su último discurso de Navidad. Todo apunta que el jefe del Consell pretende, por un lado, que la cadena autonómica  juegue un papel protagonista informativo ante el estado de alerta y, al mismo tiempo, sirva como elemento de comunicación del Consell con los ciudadanos. Puig, periodista de profesión, tuvo limitada experiencia práctica en los medios para dedicarse a la política, tras ser elegido con 24 años diputado y posteriormente nombrado jefe de gabinete del ex presidente Joan Lerma.

Puig compareció tras reunirse con responsable de infraestructuras sanitarias, de emergencias y de la empresa pública Tragsa . El presidente ha concretado el número de camas hospitalarias que cuenta con la Comunitat ( más de 3.500 contando los centros privados) y adelantado que se va a llevar  obras de urgencia para la adecuación de dependencias  en el antiguo Hospital La Fe con la finalidad de disponer de una UCI con 76 camas.  Una opción llamativa, según expertos consultados,  debido al estado de las instalaciones.

Comenta esta noticia