17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El mensaje desde Madrid a Bélgica y Alemania que va a preocupar a Puigdemont

Puigdemont, en un acto público frente a la sede comunitaria

Puigdemont, en un acto público frente a la sede comunitaria

Se admite la existencia de una "sensación agridulce" pese a la cooperación de los fiscales de otros Estados de la Unión Europea y advierte de que "la confianza puede quebrarse".

El amparo de las justicias belga y alemana a Carles Puigdemont y otros respaldos institucionales a la causa separatista han causado claro malestar en la Fiscalía General del Estado, que ha lanzado un serio aviso a estos países

Así, en su Memoria Anual, difundida esta semana con motivo de la apertura del Año Judicial, la Fiscalía ha transmitido la "sensación agridulce" que le ha quedado al contemplar las decisiones adoptadas con relación a Cataluña en determinados tribunales de otros países europeos. Advierte de que la cooperación judicial internacional se basa en una confianza mutua que "puede quebrarse".

"Conviene reafirmar que la normativa sobre cooperación internacional descansa en el principio de confianza mutua. Y que esta confianza puede quebrarse cuando no se respetan los respectivos ámbitos competenciales, realizando tareas de valoración sobre el grado o intensidad de algunos elementos del tipo penal que, a nuestro juicio, exceden abiertamente de la tarea de control del cumplimiento de las formalidades necesarias para ejecutar las decisiones remitidas por las autoridades judiciales o fiscales de los países implicados", afirma.

La negativa a entregar a Puigdemont

El Ministerio Público reconoce en el texto que tiene una "sensación agridulce" porque si bien ha habido "sintonía" con los fiscales de otros países de la Unión Europea en el abordaje del proceso secesionista en Cataluña, "no se ha visto reflejada en las decisiones adoptadas por determinados órganos judiciales", como ocurrió en la negativa a entregar al expresidente de la Generalitat adoptada tanto en Bélgica como en Alemania.

 

En lo que a España se refiere, la Fiscalía destaca el "compromiso" en la defensa del Estado de Derecho de sus representantes destinados en Cataluña, así como pone en valor el trabajo realizado tanto en la Audiencia Nacional como en el Tribunal Supremo, pues "casi un año después de la denominada 'declaración unilateral de independencia', en fecha 2 de noviembre de 2018 se formularon los escritos de acusación".

Además, incide en que la valoración "estrictamente jurídica" que llevó a Fiscalía a apreciar delitos de rebelión, sedición, malversación de caudales públicos y desobediencia, en función del tipo de participación de cada uno de los procesados de ambas causas se hizo "desde el más escrupuloso respeto al principio de presunción de inocencia".

 

Comenta esta noticia
Update CMP