18 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La receta infalible de Almudena Grandes para el triunfo total de Sánchez

Almudena Grandes, junto a otros intelectuales de izquierdas, acompañando a Pedro Sánchez en el homenaje a Azaña el pasado invierno

Almudena Grandes, junto a otros intelectuales de izquierdas, acompañando a Pedro Sánchez en el homenaje a Azaña el pasado invierno

La escritora no tiene dudas de cuál es la fórmula del éxito para el actual presidente en funciones porque, asegura convencidísima, será aplaudida por la inmensa mayoría de los españoles.

 

Si alberga alguna duda Pedro Sánchez sobre lo que más le conviene tras el 28-A, no tiene más que leer la última columna de Almudena Grandes, convencidísima no solo de saber lo que es más correcto, sino de que contará con el respaldo abrumador de los españoles y las españolas.

A este Lector Perplejo ya no le sorprende casi ninguna soflama, aunque algunas no dejan de escandalizar por su temeridad. Como ésta de la autora de Las edades de Lulú deslizada en su último artículo para El País. En ella, recomienda al presidente que atienda a la auténtica mayoría de las elecciones generales, la de PSOE y Unidas Podemos; la suya, aunque no haga falta recordarlo. "La única que cuenta en estos momentos, acogerá con los brazos abiertos cualquier acuerdo de investidura que permita la continuidad del Gobierno de Sánchez. Aunque a Casado y Rivera no les entre en la cabeza, los pactos que incluyan a nacionalistas o independentistas serán igual de bendecidos, hasta de aplaudidos, por los votantes de todas las fuerzas que pacten".

Y no satisfecha con este vaticinio, la escritora se viene arriba del todo con este augurio fronterizo con el delirio: "Y si los líderes independentistas catalanes son condenados, ocurrirá lo mismo con los indultos. Millones de españoles, dentro y fuera de Cataluña, respiraremos con alivio cuando los soliciten y los obtengan del Gobierno central".

Lo de no darle ni agua al PP o a Ciudadanos puede entenderse dentro del sectarismo más rancio. Pero decir que sí con los ojos cerrados a los Torra, Puigdemont u Otegi puede abrir un abismo

En fin, no hay duda de que Grandes se cree lo que dice. Aunque sería aconsejable que Sánchez no se tomara su parrafada al pie de la letra.

Lo de no darle ni agua al PP o a Ciudadanos puede entenderse, dentro del sectarismo más rancio. Pero decir que sí con los ojos cerrados a los Torra, Puigdemont, Junqueras u Otegi, puede abrir un abismo con votantes y simpatizantes del tamaño de una colosal tumba. Cuidado.

 

Comenta esta noticia
Update CMP