El Gobierno invertirá el 10% en la Comunidad sólo si Quim Torra acepta el 19%

José Luis Ábalos, ministro de Fomento

José Luis Ábalos, ministro de Fomento

l

Las cosas son así. Una vez más, el trato estatal a la Comunidad Valenciana depende de Cataluña. Los votos de los separatistas catalanes son imprescindibles para que las cuentas de Pedro Sánchez salgan. E incluso para que antes siquiera echen a andar. Sabedor de su dependencia, el presidente del Gobierno reserva para Cataluña el 18,5% del total de la inversión territorializada de 2019. Más que a nadie. El doble que a la Comunidad Valenciana, que se queda con el 9,8%, aunque 200 millones más no territorializados para Cataluña rebajarían ese porcentaje valenciano, según el PPCV.

Y si los Torra, Puigdemont y compañía dicen “no” a estas cuentas porque priorizan presos, referéndum o procés, adiós a la equiparación de la inversión con el peso de nuestra población contemplada en el reformado estatuto valenciano recientemente aprobado por el Congreso. Dicho texto legal no obliga a nada al Estado, excepto a negociar con la Generalitat mediante comisión mixta. Pero al menos para este año no va a hacer falta más reuniones … salvo que los catalanes u otros (el PSOE necesita a Podemos, Compromís, partidos canarios, PNV y Bildu) tumben los PGE.

Lo que sí es seguro es que, al menos en este plano teórico, la inversión para la Comunidad que ofrenda nuevas glorias a España ha sido aumentada en estos PGE un 60% con respecto a los anteriores, y se acerca por primera vez en 15 años a lo que le corresponde por su peso real en población. La inversión en Cataluña, que lo que más ofrenda últimamente a España son sobresaltos, sube más aún, un 66%.

Infrafinanciación, impuestos, transporte

De lo que no hay ni rastro es de la prometida reforma del sistema de financiación autonómica, la auténtica losa que pesa sobre la Comunidad, que el Gobierno de Pedro Sánchez ni siquiera ha intentado ni va a intentar impulsar en esta legislatura. Ximo Puig, en sus primeras declaraciones tras conocerse los PGE con algo de detalle, ha dicho que Sánchez “ha cumplido con los valencianos” con ese 9,8%, por lo que se ha mostrado agradecido. Para Puig antes la infrafinanciación era el “monotema”, pero ahora casi ha desaparecido de la agenda.

Tampoco parece que nos hayamos lucido mucho en la reivindicación de los 38 millones para la equiparación tarifaria que se vienen reclamando para la Autoridad Metropolitana del Transporte de Valencia. En los PGE 2019 hay consignados sólo 10 millones. Como con Rajoy. Barcelona, por el mismo capítulo, se llevará 149 millones, Madrid 127, y Canarias 47,5 millones. Puig dice que la ministra le ha dicho que si sus socios del Botànic presentan una enmienda reclamando los 28 millones restantes, el Gobierno la aceptará. Para 2018 los 10 millones se consiguieron precisamente gracias a una enmienda -de Ciudadanos- porque el Gobierno de Mariano Rajoy no los había contemplado de entrada.

En cuanto al capítulo fiscal, desde el PPCV se destaca que con estos PGE los valencianos van a pagar este año 520 euros más que el anterior, cuenta que sale de repartir los 2.600 millones más que el Gobierno espera recaudar en tierras valencianas.

 

Comenta esta noticia
Update CMP