El Ayuntamiento de Valencia contra el campeonato de España de ciclocross

Celebración de la pasada edición del Ciclocross Ciudad de Valencia

Celebración de la pasada edición del Ciclocross Ciudad de Valencia

La prueba se iba a disputar el próximo 16 de diciembre y debía ser la 4ª y última cita de una Copa de España que ya ha celebrado sus tres anteriores citas.

El Gran Premio de Ciclocross Ciudad de Valencia, después de 33 años, no podrá celebrarse porque el Ayuntamiento de Valencia no lo ha autorizado. La prueba se iba a disputar el próximo 16 de diciembre y debía ser la cuarta y última cita de una Copa de España que ya ha celebrado sus tres anteriores citas.

Muchos de los participantes no van a poder obtener el título de campeones de España en sus categorías, por culpa de una autorización administrativa que no concede la Delegación de Parques y Jardines del consistorio. El motivo: justo el fin de semana del 16 de diciembre tienen que hacer obras de mantenimiento en el tramo del cauce del Río Túria en el que se celebra la prueba (a la altura de la Estación de Autobuses de Valencia). 

Los mejores ciclistas nacionales que se iban a dar cita en la ciudad de Valencia, entre ellos los destacados Felipe Orts, Raúl Ballester o la joven Ainara Albert, no van a poder seguir dando alegrías  al ciclismo de la Comunitat tras la decisión del consistorio valenciano. El club organizador de la prueba, la Penya Ciclista de Campanar, solicitó formalmente la celebración de la prueba el pasado 2 de octubre y, según hicieron público en un comunicado la semana pasada, el propio Ayuntamiento tenía incluida esta carrera en su calendario de actividades deportivas. Sin embargo, la anulación vino el pasado día 1 de diciembre, a 14 días exactos de la celebración deportiva. 

La citada peña ciclista ha calificado la decisión del Ayuntamiento como “un golpe muy duro para la imagen de una ciudad, que desde la llegada de Joan Ribó a la alcaldía quiere mostrar públicamente sensibilidad hacia la bicicleta, pero que ha impuesto, un año tras otro, severas dificultades hacia la organización de esta prueba".

En el informe detallan que Juan Hermoso, director del Área de Parques y Jardines, ha prohibido la celebración de este evento internacional argumentando que  “el espacio solicitado no está disponible. No se tenía prevista la realización de este evento […] y existen trabajos de mantenimiento programados en el tramo, incompatibles con el desarrollo de la actividad".

Esta decisión choca frontalmente con la voluntad de la Penya Ciclista Campanar, la Fundación Deportiva Municipal y las concejalías de Deportes y Urbanismo, quienes siempre han apoyado la celebración de esta prueba. Además, resulta curiosa porque precisamente la Penya Ciclista Campanar fue galardonada por el propio Ayuntamiento, en esta prueba, por “la mejor organización deportiva”. 

Una de las participantes de la prueba en ediciones anteriores

Los organizadores y el propio presidente de la Federación de ciclismo, Amadeo Olmos, lamentan la suspensión de una carrera cuya celebración supone la llegada a la ciudad de Valencia de más de 500 deportistas, lo que supone una activación del comercio en toda la ciudad y especialmente de los hoteles, puesto que no hay que olvidar que esa cifra no incluye ni a familiares ni técnicos. Todos ellos -unas dos mil personas- no se desplazarán hasta nuestra ciudad el próximo 16 de diciembre, "una noticia que supone un golpe muy duro para la economía de la ciudad y más teniendo en cuenta que ese fin de semana es relativamente flojo en el mercado estacional puesto que no entra aún de lleno con las fiestas navideñas, por lo que este tipo de eventos resultaba perfectos para potenciar económicamente Valencia como destino turístico", han indicado.

Para la Penya Ciclista de Campanar, "el viejo cauce del Río Turia es un espacio que atraviesa toda la ciudad de Valencia y que está destinado a numerosas actividades de ocio. La celebración del Ciclocross Ciudad de Valencia, por tanto, es una actividad perfectamente compatible con ese escenario y así lo ha sido desde 1985".

Es más, no hay que olvidar que Penya Ciclista Campanar tiene depositado un aval de 4.000 euros por la celebración del ciclocross de 2017 como fianza ante posibles desperfectos en el tramo del jardín que se utiliza. Además, los organizadores tuvieron que pagar 2.384 euros por trabajos de jardinería el pasado año y, como añadido, una multa de 600 por pisar el césped. Y la carrera de 2018 ha sido suspendida por trabajos de mantenimiento que, por lo indicado desde el área de Juan Hermoso, no pueden ser realizados ni antes ni después de ese 16 de diciembre y que se desarrollarán incluso durante el fin de semana, que es cuando se celebra la prueba de ciclocross".

ESdiarioCV ha podido saber que en el Ayuntamiento se está tratando de dar una solución al conflicto. Las próximas horas pueden ser decisivas bien para buscar otra ubicación en la ciudad a la prueba o bien para no autorizarla definitivamente.

Comenta esta noticia
Update CMP