20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Saúl Ortiz

    El Coso Rosa

    Repaso con agilidad torera los embistes de diestro y siniestro sin que me tiemble el estoque, con el que me enfrento a los morlacos bravos y a los mansos. Me gustan las tardes de gloria, aunque a veces la vuelta al ruedo sea, más bien, una desvergüenza. Entraré siempre a matar aunque antes me deba persignar.

Belén amaga con revelar el secreto que destruiría la vida de Toño

Belén y Toño parecían inseparables.

Belén y Toño parecían inseparables.

Siempre es difícil recuperarse de la traición de un hermano. Ella sufre ira e impotencia. Suerte que su Migue ahora le sirve como consuelo y apoyo ante el derechazo definitivo.

Toño Sanchís se recupera favorablemente tras la ingesta masiva de tranquilizantes y analgésicos. Me cuentan que Toño no intentó quitarse la vida por la trifulca económica que mantiene con su representada estrella, Belén Esteban, sino por lo que considera un ataque incomisericorde para acabar con su trayectoria profesional.

Toño enjuga sus lágrimas al tiempo en que los recuerdos se amontonan en su cabeza. Todo es tristeza y melancolía, aunque sabe que cualquier tiempo pasado no siempre fue mejor. Me advierten que no tiene ganas de batallas legales aunque, en los últimos días, haya anunciado reyertas judiciales para quien osara ensuciar su nombre. Habrá tiempo para que se amilanen los comentarios en su contra, quizás la necesaria defensa de una Belén que podría haber perdido más que una cifra desorbitada. Es difícil recuperarse de la traición de un hermano. Ella sufre las iras de la cólera y de la impotencia. Suerte que su Migue ahora le sirve como consuelo y apoyo ante el derechazo definitivo.

Me explican que el conductor de ambulancia sí cree que Belén y Toño deberían mantener una conversación no acelerada que, si bien no para acercar sus posturas equidistantes, sí para poner todas las cartas sobre la mesa y evitar un desenlace en los banquillos de Plaza Castilla. Toño y Belén han mantenido una relación muy estrecha durante ocho años y, Migue -dibujado erróneamente como un pelele sin criterio- sabe que, más que la guerra puede acabar convirtiéndose en un totum revolutum que puede acabar, en el peor de los casos, con inspecciones por doquier y las cuentas tiritando.

Habrá que esperar a que se resuelvan los acontecimientos de forma escalonada. Fuentes de total solvencia aseguran a ESdiario que Belén podría explicar ciertos desaguisados personales que podrían, además, ocasionar más y mayores problemas para su representante: "Está siendo excesivamente precavida, como si quisiera protegerle ante el desatino absoluto de Toño. Le hemos recomendado que se mantenga en esa tesitura hasta que las cosas mejoren. Belén es muy pasional y visceral y si se calienta puede arder Troya". Pero, ¿qué es lo que Belén calla ahora que está entre la espada y la pared?

Comenta esta noticia
Update CMP