20 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La izquierda se devora: éste es el plan "caníbal" de Sánchez e Iglesias

El líder del PSOE ha difundido con estruendo su estrategia contra Iglesias: desalojarlo de la jefatura de Podemos. Pero su "amigo" tiene también una para devorar antes de ser devorado.

 

 

Aunque en política nada suele estar escrito con anterioridad, se arriesga poco si se adelanta que Pedro Sánchez perderá la investidura. La reciente aparición en La Sexta de Pablo Iglesias, entrevistado por Antonio García Ferreras, abonó el fracaso.

Manos tendidas, aunque más para dejar puertas abiertas para septiembre, encastillamiento en la coalición y rotundas cargas de profundidad. “Si no me quiere en el Gobierno por las presiones, que lo diga”, retó, “pero la sociedad no permitirá que el Ibex me vete”. El fogonazo del líder de Podemos causó malestar en el círculo del presidente. “¿De qué va? ¿De repartir carnés de izquierda?”, bramaron alto y claro. 

 

Curiosamente, Pedro Sánchez llegó a protagonizar la página más negra de bloqueo institucional al negarse a dar normalidad a la vida política manteniendo tozudamente  el “no es no” a Mariano Rajoy. Nada de eso encaja con las razones que hoy lanza para pedirles a los demás que desbloqueen la puesta en marcha de su Gobierno. Cuando, además, se niega a acordar fórmulas con quienes podrían desatascar la situación. 

"Más de izquierdas"

En cualquier caso, Pablo Iglesias tiene la habilidad de convertir el “izquierdómetro” en prueba de cargo contra Pedro Sánchez. Lo hace una y otra vez. Difumina, con cada palada política que lanza, los intentos socialistas de justificar su postura en el deseo de ensanchar desde la centralidad la hegemonía de sus siglas.

Sánchez fijó su periscopio en Iglesias para lanzar potentes misiles. La estrategia de La Moncloa busca descabalgar al secretario general de Podemos

Una persona de la mayor confianza del jefe morado asegura que “Pablo no va a ceder: Coalición o elecciones”. De ahí que el visionario presidente ahora apueste por una abstención general, de todos, desde el PP a Bildu, que le saque del atolladero y evite nuevas elecciones. Un sonajero para encandilar a bebés. 

Con Ferreras

El entorno del presidente imagina ya un escenario en barbecho en el que, por descontado, han redoblado los ataques contra el líder morado. De ahí el especial interés en filtrar que Pedro Sánchez trasladó a la Ejecutiva Federal del PSOE que Pablo Iglesias pidió la vicepresidencia y que el 99,9% de las  conversaciones con él giraron sobre cargos.

Entre otros, los de Hacienda, Empleo y Comunicación. Igualmente, ayer, ante el mismo García Ferreras, Pedro Sánchez fijó su periscopio en Pablo Iglesias para lanzar potentes misiles. La estrategia de La Moncloa, hasta hora envuelta en papel de celofán, busca descabalgar al secretario general de Podemos.

Comenta esta noticia
Update CMP