28 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Descubrimos el decálogo de Pedro Sánchez para refundar el PSOE

Pedro Sánchez, más conocido como el Kennedy de Chamberí, no matará a Susana Díaz, aunque no descarta torturarla. Sus primeras medidas incluyen cantarle nanas a populistas y separatistas.



Pedro Sánchez unirá de nuevo al PSOE y, para demostrar su sincera vocación de integración, ha anunciado que su primera medida como nuevo secretario general será no matar a Susana Díaz, tal y como reclamaba la militancia tras debatir durante horas sobre el conflicto filosófico entre Kant y Jung.

"La izquierda ya está aquí", dijo a continuación Sánchez señalando al baño de señoras del local donde hizo la presentación, una célebre tienda de loros del centro de Madrid.

Paquirrín hará una versión de La Internacional y Fonsi otra de 'Despacito' titulada 'Socialisto'

Todo lo más, según han confirmado fuentes cercanas al proveedor de espejos de Sánchez, la torturará para que deponga su actitud, por métodos que no dejen huella pero logre el resultado psicológico deseado. Se baraja poenerla a la presidenta de Andalucía las intervenciones públicas de Adriana Lastra y, si con ello no llega, incluso las definiciones de Nación que han expresado los alumnos de un colegio secesionista de Girona en el concurso titulado 'Ayuda a Pedro Sánchez'.

La frenética actividad de Sánchez ha incluido también la elaboración del decálogo de decisiones que adoptará en el próximo mes, a cuyo contenido ha accedido en exclusiva este medio de comunicación, que las transcribe en su integridad:

1. Modernizar al PSOE encargando una nueva versión de La Internacional a DJ Paquirrín.

2. Reírse sin austeridad de Antonio Hernando cuando le veamos en el Congreso.

3. Lo mismo con César Luena, incorporando alguna colleja.

4. Hacer guiños discretos y lanzar leves besitos en el hemiciclo a Pablo Iglesias, sin que se note.

5. Fletar el 'progrebús'.

6. Llamar gordo a Felipe González y calvo a Rubalcaba.

7. Volver a llamar gordo a Felipe González.

8. Hacer a Puigdemont lo recogido en el punto 4.

9. Jugar a la Lotería Primitiva para aprovechar la racha.

10. Comprar tiritas para cerrar las heridas.

Con este decálogo, Pedro Sánchez, que en adelante se conformará con que le llamen Kennedy "si los militantes están de acuerdo", espera no sólo relanzar al PSOE, sino también refundar la socialdemocracia europea, para lo cual su equipo ya baraja algunas primeras ideas, a modo de borrador.

"Llamar viejo a Tony Blair y gordo a Felipe González", por ejemplo, o encargar una versión de 'Despacito' a Fonsi titulada 'Socialisto'. Pero promete más, e incluso no se descarta que Susana Sumelzo participe en la Pasarela Cibeles para demostrar al mundo que la izquierda ya está aquí.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP