05 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez consigue que la ONU contemple como tortura las narraciones de Abad

El líder está que se sale y salva vidas a todas horas sin inmutarse. La última hazaña, coincidiendo con el Mundial, defenderá a la Humanidad entera de los ataques del periodista Nico Abad.



 

 

Corren buenos tiempos para los derechos humanos, gracias sobre todo a Pedro Sánchez, que es muy de vivirlo todo muy fuerte y pasarlo peor que nadie cuando ve una injusticia. Y precisamente por eso, Naciones Unidas pretende adaptarse a la nueva realidad sanchista incluyendo un tipo de torturas en su catálogo de atrocidades que responde mejor a la sensibilidad única del presidente de España y del mundo civilizado.

Así, sin ir más lejos, nada más terminar el Mundial se considerará delito de lesa humanidad narrar partidos de fútbol como Nico Abad, parecerse a Nico Abad, ser Nico Abad o confesar que no te molesta tanto Nico Abad.

La novedad nace con una heroica causa abierta en Change.org por Jorge Nuflexo, un ciudadano de Tarancón que decidió comenzar su cruzada tras escucharle a Abad anunciar la eliminación de Dinamarca del Mundial de Rusia cuando acababa de clasificarse para octavos.

 

Las manos de Nico Abad, a punto de disparar a puerta

 

 "Sentí palpitaciones, un nudo en el estómago y otro en un lugar que mejor no digo. No hacía falta saber de fútbol, bastaba con conocer los resultados, pero ni eso acertó Abad", explica Jorge a El Pato Cojo, recuperado ya de un ataque de colitis achacable al locutor.

"Sánchez tampoco tiene ni puta idea de lo que dice,  pero por lo menos te entretienes viéndole correr, escuchándole sus cositas sobre la paz en el mundo o viéndole correr, tocar al chucho o probarse unas gafas que le sientan como una minifalda a Cristina Almeida, pero ahí lo tienes", explica este héroe moderno antes de sentenciar a Nico Abad por sus retransmisiones.

Ojo al dato

"Se conocen casos de muerte prematura por escucharle, se te corta la leche o se te quema el pollo en el horno. Este tío genera unos daños que hay que frenar, y no me refiero a Sánchez", culmina este abnegado ciudadano.

No obstante, no todo son críticas a la labor de Sánchez ni tampoco a la de Nico Abad, que ha prometido hacer un esfuerzo para distinguir un partido de fútbol de uno de curling. Hay gente que apoya su labor y pide indulgencia, con mensajes públicos de respaldo emocionantes como éste:

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP