Exclusiva: los Thyssen sorprenden dando un vuelco radical a sus vacaciones

Ni Lugano, ni Ibiza... Este año la familia al completo ha decidido cambiar drásticamente el lugar elegido para refugiarse en verano antes de ir a juicio y hemos descubierto cuál es.

Ni viajes en el Mata Mua ni vacaciones en Lugano o en lo más elitista de Ibiza. Este verano toca ser discretos, seguramente para no despertar los recelos del fisco español, pero eso sí, sin olvidar el lujo y esplendor con los que pasan sus días los Thyssen. Ante el chaparrón que se avecina, la familia permanece “unida”. Días de glamour, sol y mar en el hotel más exclusivo de Alicante.

Los Thyssen hace tiempo que llevan una vida social de baja intensidad, alejados de los focos, las exclusivas en Hola y donde la discreción al menos de puertas a la galería, parece haberse impuesto, seguramente por consejo de sus asesores legales. Nada de llamar demasiado la atención. Para celebrar el 37 cumpleaños de Borja la familia al completo ha buscado el mejor refugio posible. Primero navegar a mar abierto por la costa italiana e Ibiza recalando poco en puertos con paparazzi como el de Marina Botafoch elegido otros años, y luego descansar en tierra firme en un refugio totalmente discreto, en plena naturaleza y con atenciones de gran lujo solo reservado para unos pocos.

La imagen de la familia al completo sólo ha sido posible encontrarla en el hotel más distinguido de toda la costa alicantina. El Asia Gardens Hotel &Thai Spa. Un paraíso con nueve restaurantes, seis jardines tropicales, Spa, seis piscinas asiáticas incluidas las climatizadas y sobre todo un amplísimo catálogo de tratamientos para buscar la belleza interior y física que ha hecho las delicias de Carmen y Blanca. Pero especialmente de esta última, que ha disfrutado de varios masajes personalizados de lo más exótico y variado.



Pero las chicas no han estado solas. Han sido días en familia con Carmen, Borja y su padre Manuel Segura, las gemelas de Carmen y los 4 hijos de Borja y Blanca Cuesta y el personal de servicio. Todos juntos, para afrontar a la cita judicial más temida por el hijo de Carmen Thyssen, acusado de fraude fiscal con una fiscalía que le pide dos años de cárcel y 1,2 millones de euros.

De momento y hasta conocerse el futuro judicial de Borja la familia parece haber enterrado el hacha de guerra desde que empezaran sus desavenencias en 2007 con motivo del matrimonio con la modelo Blanca Cuesta. Una guerra de madre e hijo que llegó incluso en forma de denuncias judiciales cruzadas y toda clase de desaires públicos. Estos días de relax ponen de relieve al menos que la paz familiar que ambos hicieron pública hace dos años sigue adelante, aunque cabe suponer que en lo privado continúa existiendo mar de fondo. De hecho, a pesar de la afición de la familia por las exclusivas y los posados, todavía hoy que las gemelas Carmen y Sabina ya tienen once años, no existe ningún posado de los tres hermanos juntos.

Comenta esta noticia
Update CMP