22 de mayo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La "paliza" de la reaparecida María Jiménez a Raquel Bollo por Chiquetete

María Jiménez

María Jiménez

La cantaora resucita en el Sábado De Luxe para ajustar cuentas con la ex de su amigo y desvelar un Expediente X a cuenta del mayor drama de su vida.

El Sábado Deluxe recibió a una reina en la noche de Reyes: María Jiménez, ex del añorado actor José Sancho y cantante iconoclasta donde las haya, se sentó en el plató de Telecinco para saldar una deuda pendiente con un gran amigo, el recientemente fallecido Chiquetete.

Aquello tenía aires de ajuste de cuentas con Raquel Bollo y, al llegar el momento de la verdad, la artista cubrió sobradamente las expectativas apalizando dialécticamente a la antigua pareja del cantaor que, en sus buenos tiempos, rivalizó con los grandes del pop en ventas y popularizó el flamenco abriendo una senda que luego siguieron Ketama o la Niña Pastori.

 

"Raquel Bollo se cargó la carrera de Chiquetete por hablar durante tantos años de los malos tratos por los platós de televisión, yo no hice eso, yo lo denuncié". Boom, directa al mentón, con la autoridad que le confiere haber sido ella una de las primeras en acudir a la Policía a denunciar a Sancho cuando ni existían los programas del corazón ni una Ley de Violencia de Género.

Con Bollo en la lona a las primeras de cambio, María Jiménez tuvo tiempo de explayarse sobre casi todo. Para empezar con lo más divertido y picante, el periodista Antonio Rossi le sacó unas hilarantes declaraciones sobre la carga erótica que en tiempos tuvo y que ella misma explicó a su manera: sí, "ponía cachondos" a muchos hombres con su forma de ser, de cantar y de bailar, "pero también a algunas mujeres". 

La muerte de su hija

"Mucho fueron concebidos con una canción mía", explicó en la parte más cómoda de una entrevista que acabó entre lágrimas al recordar el episodio más triste de la vida de María, la muerte de su propia hija, Rocío. El espinoso tema lo sacó Belén Esteban, haciendo llorar a la artista, compungida y apenas rehecha para desvelar un momento digno de Iker Jiménez.

Porque, según dijo, le pasó una cosa sorprendente al pasar en coche por el lugar exacto donde su añorada hija perdió la vida en un accidente: justo allí, en ese punto concreto, su vehículo comenzó a fallar. Tremendo.

Comenta esta noticia
Update CMP