Manolo Mata se hace el despistado: "Emiliano, ¡Qué gran fichaje!"

El síndic del PSPV-PSOE le pide que convenza a sus compañeros de mesa en un acto en el que coincidieron Ximo Puig y Joan Ignasi Pla para escuchar a Unai Sordo.

El síndic del PSPV-PSOE, Manolo Mata, ha sido el auspiciador del fichaje de Emiliano García, propietario del restaurante Casa Montaña, como número dos socialista (a la espera de que pase el proceso consultivo a las bases) al Ayuntamiento de Valencia. No obstante  en el encuentro organizado por la cadena SER con el secretario general de CCOO, Unai Sordo, no lo parecía. O lo disimulaba con su habitual cara de taimado jugador de póquer.

Mata entró en la sala del hotel donde se celebraba el evento, el SH Valencia Palace, y se topó de bruces con la mesa donde estaba sentado Emiliano García junto a varios empresarios. Con los brazos abiertos y gesticulando, afirmó: "Emiliano, ¡qué gran fichaje!". El propietario del restaurante Casa Montaña ha reconocido que quien le propuso ir de número dos en la lista local del PSPV fue, precisamente, Manolo Mata, con el permiso de la alcaldable, Sandra Gómez. No obstante, en ese encuentro no se sobreentendía eso.

Acto seguido, el síndic socialista, mientras se levantaba García a saludarlo, le comentó, señalando a sus compañeros de mesa: "convéncelos a todos". Después, ya junto a él, le dijo, con una sonrisa"te lo estás pasando bien de rutas por las radios". El independiente sumado a la causa socialista respondió afirmativamente. "La verdad es que sí", contestó. Por cierto, minutos más tarde se incorporó a esa mesa Joan Ignasi Pla, el que fuera secretario general del PSPV-PSOE.

Todo esto ocurrió en el concurrido salón, en el que también se hallaba al propio presidente de la Generalitat, Ximo Puig, donde se realizó esta mañana la entrevista del director de la Cadena SER en la Comunidad Valenciana, Bernardo Guzmán, al secretario general de CCOO, Unai Sordo. Este último se mostró convencido de que el actual ejecutivo seguiría gobernando por decreto hasta el final de legislatura, con medidas importantes que afectarán al mercado laboral, y abogó por una subida de impuestos para afrontar el pago de pensiones.

Empeñado en utilizar constantemente el irreal término ´País Valencià´ para referirse a la Comunidad Valenciana, también apeló al voto "a partidos progresistas" en las próximas elecciones. Aunque al principio no quiso decantarse cuando le preguntó el periodista si su sindicato pediría el voto para alguna formación concreta, poco a poco, en su respuesta, fue inclinándose. Primero animó a acudir a depositar el sufragio, después criticó veladamente a Vox (sin citarlo) por, supuestamente, no respetar "la igualdad de género", para acabar afirmando que "hay que activar a la gente, que no se puede desmoralizar", en clara alusión también al temor de los partidos de izquierda de no movilizar a sus votantes. Para recalcar la apuesta por "partidos progresistas". 

Comenta esta noticia
Update CMP