25 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los Reyes y las Infantas "dejan en evidencia" a Sánchez por "ocupa" el 12-O

Por más que el presidente del Gobierno intentó evitar lo inevitable y hasta recurrió a algún que otro "truquito" al llegar al Desfile del Día de la Hispanidad, se llevo un buen chaparrón.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido recibido este viernes con pitos y abucheos a su llegada al desfile de la Fiesta Nacional en la Plaza de Lima de Madrid.

Sánchez ha llegado en coche oficial poco antes de las 11 de la mañana al lugar central de los actos del 12 de octubre, donde ya le esperaban la ministra de Defensa, Margarita Robles; el presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido; y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.

Pese a que su llegada no ha sido anunciada por megafonía (al contrario que en anteriores desfiles), el público concentrado alrededor de la tribuna de autoridades ha dedicado pitos y abucheos al presidente del Gobierno, aunque han cesado rápido.

 

Esta actitud contrasta con el recibimiento dedicado a los Reyes Felipe y Letizia y sus hijas Leonor y Sofía (cuya llegada sí ha sido anunciada), a quienes el público adornado con multitud de banderas españolas ha aplaudido y vitoreado.

 

Don Felipe, vestido con el uniforme de Capitán General del Ejército de Tierra, y por primera vez la Princesa de Asturias sentada a su derecha, todavía tuvieron que soportar otro buen aluvión de abucheos y pitidos y gritos "ocupa" a Pedro Sánchez cuando ocuparon su sitio en el Palco de Honor.

Mientras tanto, en Barcelona miles de personas participaron en una manifestación convocada por España y Catalans con el lema 'Barcelona, garante de la Hispanidad', como rezaba la pancarta de cabecera.

Entre los políticos que participaron, Inés Arrimadas, Carlos Carrizosa (Cs) y Dolors Montserrat, Xavier García Albiol, Alberto Fernández (PP) y Javier Ortega (VOX), además de José Rosiñol y Miriam Tey (SCC).

 

Comenta esta noticia
Update CMP