De la banca caníbal al persianazo de las sucursales

Después de 200 años gloriosos, ahora nos encontramos con el 'persianazo' de las sucursales. Atrás queda el "me lo ha dicho el banco" como índice de fiabilidad indiscutible.

En los últimos 15 años hemos asistido a una revolución en el mundo de la banca de proporciones insospechadas. Pues hemos pasado y sin previo aviso del tradicional "me lo ha dicho el del Banco..." como índice de  fiabilidad indiscutible, a estar saturados, personal, familiar o empresarialmente de un rosario interminable de ruinosos tóxicos bancarios: preferentes por aquí, acciones de Bankia o Popular, hipotecas infectadas de IRPH, cláusulas suelo o multidivisas por allá...bonos convertibles, Swaps o estructurados... que desde los 2.000 han dejado a millones de españoles casi sin la camisa y eso que ninguno de ellos había pisado en su vida ningún bendito casino. 

Y hete aquí que derruídas, después de 200 gloriosos años, y en menos de 30, casi todas las cajas de ahorro por la acción de pertinazes termitas en comandita de políticos, sindicalistas y patronal, que como se puede suponer, ignoraban absolutamente todo del complejo negocio bancario, ahora nos encontramos con el persianazo de las sucursales...pues el otro día fui a la mía de toda la vida y que nada, que ya no estaba. Y por toda explicación había un cartel casi ilegible que decía que no pasaba nada, que ahora mi cuenta estaba en otra calle donde quedaba por ahora, una sucursal.

Que por lo que se ve desaparecen no sólo nuestros ahorros con el IRPH, los Valores Santander, los clips, las cuotas participativas...sino también pura y simplemente porque nuestra confianza se esfuma de esta otra manera, por cierto tan española, de ahora también pegarnos en toda la cara este persianazo de las sucursales. Y que Dios nos pille confesados...

*Abogado especialista en estafas bancarias. @Jaimenavarroabo

 

Comenta esta noticia
Update CMP