Escándalo de la EMT: Ribó protege a Grezzi por miedo a quedar en minoría

Ribó_Grezzi

Ribó_Grezzi

Esta situación, manifestada hoy en público por la portavoz municipal popular, María José Catalá, ya se venía comentando a título privado incluso por los concejales socialistas

La portavoz del grupo popular en el Ayuntamiento de València, María José Català, ha asegurado que en el consistorio han empezado los "Juegos del Hambre" y "todo el mundo se echa las culpas" en las dos causas que hay en investigación judicial, por lo que cree que el barco "se hunde y todos intentan que el compañero se hunda con él".

Por su parte, el síndic de Ciudadanos, Fernando Giner, ha pedido la dimisión como concejal de Movilidad de Giuseppe Grezzi, y no solo como presidente de la EMT, mientras que Vox se pregunta "qué cuento" llevará el alcalde, Joan Ribó, al pleno de este jueves y espera el cese del concejal.

Así lo han indicado los portavoces en declaraciones en el pleno de este jueves, en el que Ribó comparece para explicar la situación en la Empresa Municipal de Transportes (EMT) tras el fraude de cuatro millones de euros registrado en la entidad.

Cs pide en el pleno la dimisión de Grezzi como concejal -ya lo hicieron como presidente de la EMT- porque ha cuestionado que si bien ha sido un "súper concejal" que ha sido capaz de cambiar el sentido de las calles, poner carril bici "sin permiso de la Policía Local" y cogió la gestión del parking de Brujas, "ahora resulta que no sabía nada de la estafa de los cuatro millones, ni del ingreso de los 19 millones en agosto" en la entidad y "estaba todo delegado".

"Las cosas no funcionan así", ha reprochado, y ha cifrado en tres veces las que ha mentido Grezzi: en el pleno, donde ha asegurado que tanto él como Ribó "nos ocultaron la situación"; lo hizo al "descargar toda la culpa" en la trabajadora despedida "y cuando dijo que ningún directivo estaba informado". "Por estas mentiras tiene que dimitir", ha dicho, y ha añadido que están "hartos de fábulas".

El concejal de Vox José Gosálbez se ha preguntado "qué cuento nos cuenta hoy" Ribó y ha calificado a Grezzi de "nefasto gestor donde los haya", por lo que espera que Ribó lo cese porque está "más solo que la una". Por su parte, su compañero Vicente Montañez ha insistido en que "China no es un paraíso fiscal".

Catalá ha mostrado su confianza en que el PSPV, en el caso de la EMT, "deje de estar amilanado en el papel de actor secundario que se deja hacer por un gobierno de Compromís que no asume responsabilidades y dice muchas mentiras".

Así, señala que por la "chapucera" comisión de investigación, ha quedado acreditado que "mienten al decir que desde 2017 no se hacen giros bancarios" ya que "hay facturas del letrado asesor pagadas en abril de 2018 por giro bancario". "Se le ha pagado más de 200.000 euros desde 2015, un secretario amigo al que le pagamos más de 200.00 por hacer un informe que diga que no es necesario ir al Tribunal de Cuentas", por el fraude, lo que considera que es un "traje a medida para Ribó y Grezzi".

"Mienten, nos deniegan la información y se niegan ir al Tribunal de Cuentas aunque fue un acuerdo acordado por todos los consejeros del consejo de administración", ha lamentado y ha calificado de "determinante" el informe de CaixaBank que revela que "les han estafado por sus fallos y errores".

Por ello, ha tildado a Grezzi de "Pinocho de la política valenciana porque miente más que habla" y confía en que Ribó "no le apoye aunque le haya amenazado con ir al grupo mixto".

Recordemos que tras las pasadas elecciones del 26 de mayo, la composición del consistorio fue la siguiente: 10 concejales de Compromís, 8 del PP, 7 del PSPV, 6 de Ciudadanos y 2 de Vox; por lo que el apoyo PSPV a Compromís permitió gobernar a Ribó con una mayoría de 17 concejales sobre los 33 totales. Ese equilibrio de fuerzas se perdería si el concejal Grezzi, de Compromís, pasara al grupo de los no adscritos (antes mixto) y se abstuviera o votara en contra en los plenos.

"Si cae Grezzi cae Ribó, si cae Fuset, cae Galiana", ha manifestado Català, para considerar que "todo el mundo se echa las culpas, y esto parece los Juegos del Hambre; suena a fin de ciclo, el barco se hunde y todos intentan que el compañero se hunda con él". 

Ribó, por su parte, se ha limitado a concentrar las culpas en la trabajadora despedida y en el débil anuncio del bloqueo de  150.000 € en un banco de Hong Kong de los 4 millones del fraude en EMT València.  El primer edil ha admitido que se trata de una cantidad "pequeña" pero "significativa". Por ello, considera que es una "buena noticia" y un "paso adelante" para que el dinero del fraude vuelva a la EMT.

El investigado Fuset

Por otra parte, el grupo municipal 'popular' ha reclamado, a través de una moción por vía de urgencia, que el Ayuntamiento se persone en el juicio contra Fuset. Según ha señalado Catalá, "la personación del Ayuntamiento en este caso este fue un acuerdo del pleno en 2018" e Inspección de Trabajo "ya condenó al Ayuntamiento de València al pago de 40.986 euros por las irregularidades detectadas y ahora el juzgado ha abierto juicio contra Fuset por la muerte del trabajador".

Desde Vox, se pide el cese de Fuset porque Ribó "dijo en 2014 que cualquier concejal de su gobierno que fuera investigado sería cesado" mientras que Giner reclama que se le aparte "técnicamente de sus funciones y no pueda firmar ni un papel".

Comenta esta noticia
Update CMP