16 de junio de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La familia Matamoros salta por los aires con todas sus miserias expuestas

El polígrafo de Makoke en el Sábado Deluxe revienta todos los secretos, mentiras y miserias de los Matamoros, con espeluznantes revelaciones sobre Kiko.

Brutal. Explosivo. Tremendo. Se agotan los adjetivos para calificar la presencia de Makoke en el polígrafo del Sábado Deluxe y el impacto de todo lo que allí pasó para la familia Matamoros y, en especial, para Kiko Matamoros, a quien le deben pitar los oídos allá donde tal vez se haya escondido para protegerse del inmenso chaparrón.

Con Jorge Javier Vázquez al frente y María Patiño de escudera, la ex del nuevo amor de Sofía Suescun se sometió a la prueba de la verdad en Telecinco y destrozó, queriendo o sin querer, buena parte de la imagen de Kiko, empezando por un dato espeluznante en los tiempos que corren y casi en cualquiera: la supuesta presencia de su antiguo marido en un local de "lucecitas" o, como se ha dicho siempre, prostíbulo.

Ese era uno de los grandes rumores que ha circulado de plató en plató, y señalaba a Makoke como responsable de extenderlo... hasta que el polígrafo desmintió simplemente los hechos, al menos en parte, para alivio temporal de Kiko, porque obligó a la invitada a dar detalles al respecto. Y vaya si lo hizo.  "Yo no he filtrado nada, yo se lo conté a Laura Matamoros como se lo dije a mis íntimas amigas, no para que fuese público".  

 

Unas declaraciones que dejaron de piedra a María Patiño y que le han hecho atar cabos después de haber vivido algunas escenas de la hija de Matamoros para salir en defensa de la presente y, por tanto, echar paladas de descrédito en Kiko: "¡Makoke se ha comido un marrón que no le corresponde".  

 

 

Sobre las infidelidades de Matamoros, el polígrafo las ha confirmado, pero dejando también en evidencia a la propia Makoke: ella lo sabía, lo consentía y aceptó "casarse" consciente de todo lo que había en la maleta de su marido.

Y la traca final sobre esta historia de amores, odios, infidelidades y venganzas que hizo llorar a Makoke y confesar que ahora, cuando escuchaba a Kiko y la brutal tensión entre ambos, "no le reconozco"; como si a la inversa eso fuera posible.

El epílogo sacó a  la madre de Makoke y la horrorosa relación que mantenía con su exyerno, pero con secretos expuestos al público que explican esa tirantez. Lo sentenció el polígrafo, aquí sin medias tintas.

 

Porque es cierto que Makoke vio un correo electrónico en el que su marido insultaba a su madre. Es cierto que la matriarca ha ayudado económicamente al matrimonio para pagar varias facturas y, por si fuera poco, el polígrafo desmiente categóricamente a Kiko afirmando que Javier Tudela sí les ha prestado dinero en más de una ocasión. 

Con las vergüenzas al desnudo, todo indica que habrá nuevos capítulos. Y que en alguno de ellos el desquite de Kiko está más que asegurado. El adelanto lo dio el propio afectado entrando en directo tras la paliza de Makoke, para dejar una frase demoledora hacia ella: "Tú a mí no me das asco; me das pena". Y lo dice de su gran amor, ese bellezó que -polígrafo confirmado- vivió un efímero romance con el galán de Hollywood Brad Pitt.

Comenta esta noticia
Update CMP