05 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La emocionante e impactante sorpresa que Telecinco le ha dado a Terelu

La hija de María Teresa Campos va recobrando, poco a poco, las ganas de sonreír tras un annus horribilis en el que se ha enfrentado a un infierno laboral y a un drama con su estado de salud.

Este 2019 al que le quedan 6 semanas no ha sido un año fácil para Terelu Campos: a la reaparición del fantasma del cáncer -con intervención quirúrgica incluida- se ha sumado en los últimos meses su salida estrepitosa de Sálvame, los problemas laborales de su madre y la pérdida de una persona muy querida, como era su "primo" Alexandre Lacaze.

No obstante, hay algo en el gen de las Campos que las hace renacer como el ave fénix. La recuperación de su enfermedad, nuevos proyectos televisivos, la vuelta a Telecinco -en Viva la Vida- y su hija, parecen motivos más que suficientes para hacerle volver a sonreír a Terelu. O llorar de alegría.

Esto último es lo que hemos podido a ver este viernes en Volverte a ver, el espacio capitaneado por Carlos Sobera que cada semana sorprende a famoso con historias de lo más emotivas. La hija de María Teresa Campos visitaba el plató sin saber muy bien que se iba a encontrar.

Completamente descolocada, la colaboradora de Viva la vida reconocía que no tenía ni la más absoluta idea de quien era la persona o personas que querían sorprenderle. Una realidad que estaba muy cerca de ella, pues su hija Alejandra Rubio era la que quería darle este pequeño homenaje a su madre en televisión.

 

Un ejemplo de superación

Alejada de la pequeña pantalla pero toda una celebridad en las redes sociales, la joven decidía acudir a Volverte a ver para reconocer públicamente todo el cariño y amor que su madre le había dado durante su época más complicada.

Sin querer obviar la lucha contra el cáncer que vivió su progenitora, Alejandra se sentó cara a cara con Terelu para darle el mejor regalo que una madre puede recibir: amor. "Te quiero más que a nada en el mundo y gracias por todo, por cómo me has protegido de todo, como me has sacado siempre para que yo no sufriera, eres una mujer súper fuerte y súper luchadora", le decía Alejandra a una Terelu de lo más emocionada.

Esta sorpresa también sirvió para descubrir la parte más íntima de Alejandra, pues reconoció que la muerte de su tía y de Beatriz, la pareja de su padre, fueron un antes y un después en su vida: "Me volví un poco loca, me puse el pelo de mil colores. No sabía encontrarme, no sabía por dónde tirar".

Comenta esta noticia
Update CMP