Fin de semana: Los paros en el metro afectarán a la K-10 y al servicio nocturno

Los paros de Metrovalencia no acaban

Los paros de Metrovalencia no acaban

Consell y trabajadores no parecen tener interés en resolver el problema. El paro del domingo podría afectar a los participantes en la carrera 10 K Valencia Ibercaja.

Los usuarios de los servicios de metro y tranvía volverán a enfrentarse este fin de semana a una nueva jornada de huelga, que comenzó ayer viernes, después de haber estado dos días sin convocatoria, por parte de seis sindicatos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV).

Este fin de semana se verá afectado, una semana más el recién estrenado servicio nocturno, que entró en funcionamiento el pasado 14 de diciembre y que, hasta ahora, ha circulado con menos frecuencias de las previstas al coincidir con el horario de los paros. Así, los paros se realizarán en dos franjas distintas: de 19:15 a 21:00 horas y de 22:00 a 04:00 horas, durante el sábado, y en el caso del domingo, sólo se registrará a primera hora de la mañana entre las 08:30 y las 9:30 horas, por lo que podría afectar a los participantes en la carrera 10 K Valencia Ibercaja, la primera del año en la ciudad de Valencia y en la que está previsto que participen 13.000 corredores.  

Por enésima vez y sin que ninguna de las partes (Consell y trabajadores) parezca tener interés en resolver el problema, el tema de la falta de plantilla es la principal cuestión que motiva la huelga.

Asimismo, sobre la mesa hay otras peticiones como recuperar el 10% del recorte salarial aplicado tras el ERE del año 2013 o retomar la negociación del convenio colectivo (pendiente desde hace dos años). Para los sindicatos CGT, UGT, CC.OO., Sindicato Ferroviario-Intersindical Valenciana (SF-IV), Sindicato Independiente Ferroviario (SIF) y el Sindicato de Circulación Ferroviario (SCF), "estas cuestiones son prioritarias para abandonar la huelga".

Todos ellos solicitaron hace unos días la mediación de la Generalitat en este conflicto laboral, pero el presidente Ximo Puig fue claro: "Si la legalidad no nos permite aumentar el sueldo más allá de lo que podemos, es el cumplimiento de la ley de estabilidad presupuestaria", dijo, para reiterar que "dentro del marco legal" están dispuestos a negociar "todo lo que sea posible".

Por su parte, la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, Maria José Salvador, ha manifestado su respeto por el derecho a huelga de todos los trabajadores. Es más, ha añadido, "podemos empatizar con las cuestiones que están reivindicando (los trabajadores) porque FGV sufrió un ERE muy duro durante la etapa del PP y además también tuvieron que renunciar a un 10% del sueldo para que evitar más despidos en la empresa".

Aún así, ha reiterado que, como ya trasladó a los sindicatos en una reunión junto al conseller de Hacienda, Vicent Soler, "en estos momentos no es posible la recuperación de ese 10% de masa salarial que perdieron en su día, por la Ley de Estabilidad Presupuestaria, una ley estatal que impide que eso se pueda producir en esta y en cualquier empresa pública".

Comenta esta noticia
Update CMP