17 de octubre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Misterio en La Zarzuela: ¿Por qué libera su agenda la Reina Letizia el 15-S?

La Reina Letizia, en una imagen reciente.

La Reina Letizia, en una imagen reciente.

Parece una nueva costumbre que ocurre cada 15 de este mes en los años impares. La esposa de Felipe VI ha decidido no hacer ese día aparición pública alguna. Tiene un motivo muy especial...

Lo cuenta este fin de semana LOC, una nueva costumbre parece imponerse en Palacio. Los años impares, el día del cumpleaños de la Reina, ésta no aparece en actos públicos. Al menos, así pasó en 2015 y el hábito se vuelve a repetir en 2017. Doña Letizia tendrá el próximo 15 de septiembre, día en que cumple 45 años, la agenda despejada. La esposa de Felipe VI pasará este día en su querido ámbito privado, un concepto que llegó a Palacio cuando la entonces periodista se comprometió con Don Felipe, allá por 2004.

Cuenta el artículo que en estos 13 años dentro de la Familia Real, la Reina ha aprendido protocolo, ha adquirido más protagonismo -sobre todo a raíz de la proclamación de su marido como Rey- y ha encontrado su papel en la monarquía. Así como su predecesora se volcó en la música, los viajes de cooperación y los animales en peligro de extinción, Doña Letizia concentra sus esfuerzos en la ciencia y la nutrición. Aunque dijo que se miraría en el impagable ejemplo de Doña Sofía, también ha dado su personalidad al papel de reina.

Y recuerda LOC que no cedió ante la polémica surgida cuando decidió liberarse de su anillo de compromiso y su alianza de casada. Tampoco cuando dejó de utilizar diseños de Lorenzo Caprile, que en un primer momento fue su modista de cabecera, para depositar su confianza en Felipe Varela. Aunque su entorna asegura que le gustaría que no hablasen de su aspecto, la Reina también se ha resistido a adoptar un peinado estándar, como hizo Doña Sofía para mostrar la estabilidad de la Corona y como también emulan el resto de sus colegas europeas. Doña Letizia se apunta a las tendencias y ocupa titulares con cada tijeretazo o cada nuevo peinado inventado por Luz Valero, su peluquera de confianza.

El artículo también resalta que le gusta cambiar de aspecto con frecuencia, sobre todo desde que es Reina. En abril de 2015 sorprendió con un corte bob. En diciembre de 2016 llegó a los premios Luca de Tena con un peinado efecto mojado y, por último, en mayo de este año se hizo la famosa coleta de burbujas.

Otro ejemplo que muestra la incongruencia de su poco gusto por que se hable de su imagen es el uso de las joyas. Si la Reina pasó sus años de princesa haciendo un despliegue de bisutería, ahora las grandes joyas forman parte de su día a día. Sólo en el anterior curso escolar estrenó unos pendientes de diamantes y rubíes y otros de brillantes y zafiros. ¿Su procedencia? No hay comentarios.

Porque en Zarzuela tienen orden de no dar más información de la que atañe a la agenda de los Reyes. Por eso, es imposible confirmar los rumores que cada semana rodean a la Reina. Tampoco información tan intrascendente sobre si Felipe y Letizia posarán el próximo lunes en la puerta del colegio Los Rosales junto a Leonor, que empieza Secundaria.

La Reina guarda con celo su intimidad y la de sus hijas. Doña Letizia intenta que se conozca de ella lo mismo que cuando era presentadora de informativos y vivía en un piso de Valdebernardo -en la imagen de arriba-, que vendió por 230.000 euros en 2008. Eso es algo que parece no cambiará a partir de sus 45 años. Las crónicas contarán que la Reina celebró en la intimidad de Palacio tan señalado cumpleaños.

Comenta esta noticia
Update CMP