FGV permite que se use un solar del TRAM en obras como un aparcamiento ilegal

Al histórico abandono que sufre La Albufereta, ahora se une los inconvenientes que están provocando las obras del túnel de Serra Grossa, que en teoría se abrirá en octubre.

La ley del Oeste. Los vecinos de la zona de la Avenida de Villajoyosa, en la Albufereta, están sufriendo las molestias de las obras del TRAM, ya que el túnel de la Serra Grossa pasa bajo sus pies. A los inconvenientes que esto genera -el nuevo ramal tiene previsto acabarse en octubre-, se une la “impunidad” y el riesgo que supone que se utilice un solar como zona de aparcamiento ilegal.

El presidente de la Asociación de la Albufereta, Jarabo Martínez, afirma que desde la asociación se ha alertado a las autoridades municipales para que avisaran a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana, pero hasta el día de hoy no se ha hecho nada. El propio Martínez afirma que los vecinos le han denunciado que este solar, lleno de material de obra y con un hueco enorme que va a parar al nuevo túnel, de ahí su peligrosidad, es utilizado por clientes de un pub que acuden los fines de semana.

Como muestran las fotografías enviadas por vecinos, se aprecia que aparcan impunemente y que encima luego, cuando se van, dejan abierta la puerta de la valla que rodea el recinto, pudiendo entrar cualquier persona ajena a la obra de FGV, lo que puede provocar un grave accidente.

Tras estas denuncias vecinales, EsdiarioCV se puso en contacto con el gabinete de prensa de la Conselleria de Obras Públicas que mando el siguiente comunicado: “ Desde FGV se señala que se trata de un espacio cerrado al público, dedicado al almacenamiento de materiales de construcción, pero al ser conocedores de esta queja se ha solicitado a la empresa que ejecuta estos trabajos  que refuerce el cerramiento de la zona para impedir el acceso de personas ajenas y evitar, en la medida de lo posible, los problemas que denuncian los vecinos y que según indican provocan los clientes de un local cercano”.

Esta zona privilegiada de Alicante, cuyas vistas al mar encarece sobremanera el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), se siente desprotegida por el abandono que sufre por parte de los diferentes equipos de gobierno municipales que han pasado por el Ayuntamiento, aunque vecinos consultados por este diario reconocen que la limpieza ha mejorado desde que es alcalde Luis Barcala.

Pese a que la Asociación de Vecinos de la Albufereta es una de las más reivindicativas de la ciudad, no logra que se tomen las medidas necesarias para que un lugar residencial no sufra los comportamientos incívicos que se han producido durante años provocados por clientes que acuden a esta zona de ocio. Incluso, denuncian los vecinos, "se ha permitido la construcción de casas bajas en suelo comercial, inmuebles que son alquilados generalmente a inmigrantes sin que aparentemente se tomen medidas", según las mismas fuentes.

Jarabo Martínez ha sido muy combativo con los diferentes ayuntamientos para que se mejoren las condiciones de vida de los residentes en la Albufereta. Destaca sobre todo su constante presión para mejorar los servicios y mantenimiento de las playas y parece que está encontrado más sensibilidad en este nuevo equipo de gobierno del PP. La cuestión es que, la Albufereta, también merece que se la cuide, ya no sólo porque sus residente paguan unos elevados impuestos, sino porque lleva años sufriendo una constante degradación sin que se haga nada.

Comenta esta noticia
Update CMP