L'Estatut, por fin aprobado del todo pero no por todos

Con ocho años de retraso y los Ciudadanos de Toni Cantó absteniéndose, la reforma de l'Estatut impulsado por el popular Francisco Camps en consenso con el socialista Joan Ignasi Pla para la inclusión de la llamada "Cláusula Camps", ha quedado definitivamente aprobada. Prevé pero no obliga a mayores inversiones del Estado.

Les Corts ha sido la última parada de este largo proceso, tachonado de suspensiones de última hora a lo largo de su paso por las Cortes Generales como consecuencia, entre otras cosas, de las últimas convocatorias electorales anticipadas. Por poco, pero la del 28 de abril no le ha afectado, en lo que hubiera sido la clara constatación de lo que algunos empezaban a llamar “la maldición de l'Estatut” que impulsó Francisco Camps (PP) con el apoyo de Joan Ignasi Pla (PSPV) en 2006 y en el que en 2011 se introdujo un factor corrector para las inversiones estatales.

Este último trámite de este jueves en Les Corts ha salido adelante con todos los grupos votando a favor excepto Ciudadanos, que se ha abstenido. La actitud del partido de Albert Rivera ha variado notablemente desde que Toni Cantó marca su política autonómica valenciana. Por dos veces en Les Corts y una en el Congreso, todos los grupos valencianos, incluidos el del Cs de Mari Carmen Sánchez, aprobaron desbloquear el texto de la reforma en sendas declaraciones institucionales en Valencia y una comisión en Madrid.

 

Pero posteriormente, ya con Cantó bajo el ficus, Cs se ha ido absteniendo en los últimos trámites en Congreso, Senado, y Corts por entender que es “separatista” que una comunidad pueda predeterminar las inversiones del Estado. En realidad l'Estatut reformado simplemente prevé que una comisión Gobierno-Generalitat estudie las inversiones del Estado en la Comunidad con la intención -pero no obligación- de que se correspondan con su peso poblacional.

 

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado tras la aprobación final en Corts que a partir de ahora será "muy difícil para cualquier Gobierno de España decir 'no' a las inversiones que le corresponden a los valencianos". Y se ha jactado de que para la aprobación definitiva de l'Estatut ha sido necesario "que hubiera un gobierno progresista en Madrid". "Hoy es un día muy importante para los valencianos porque después de una década hemos conseguido tener los mismos derechos que otras comunidades autónomas", ha resumido.







Comenta esta noticia
Update CMP