Los hoteles apremian para arreglar el conflicto de los viajes del Imserso

Mayores disfrutando de las vacaciones del Imserso

Mayores disfrutando de las vacaciones del Imserso

La patronal hotelera y el Gobierno retoman contactos para desbloquear el programa de vacaciones sociales de mayores y acuerdan crear un grupo de trabajo para diseñar las bases del pliego.

El Gobierno central y el sector hotelero han reiniciado las conversaciones con el programa del Imserso de fondo con el objetivo de que el mismo salga adelante y se alejen los conflictos que últimamente se repiten con demasiada frecuencia. Las dos partes están condenadas a entenderse puesto que, de no ser así, el programa de vacaciones sociales para personas mayores corre serio peligro de desaparecer o, por lo menos, de quedar muy dañado de cara al futuro.

La primera cita tuvo lugar el martes con asistencia de los principales representantes de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), de Hosbec y de la patronal de la Costa del Sol. Por parte del Gobierno asistió la ministra del ramo, Reyes Maroto, el subsecretario del Ministerio y varios integrantes del gabinete de Maroto.

Los hoteleros fueron claros y directos al grano. Para empezar afearon la conducta llevada a cabo por los responsables del Imserso que entraron en el organismo tras el cambio de gobierno del año pasado. Los hoteleros criticaron que se hubiera “ninguneado” el trabajo previo que habían hecho en estos años tanto la CEHAT como Hosbec.

También responsabilizaron al Gobierno que no se hubiera tomado en consideración ninguna de las propuestas hechas por el sector en materia de actualización, modernización, flexibilidad o innovación. Además, lamentaron que se hubiesen eliminado de las bases del programa otras prácticas “positivas” como la diferenciación de temporadas que, según explicaron desde Hosbec, “favorecía a los pensionistas con menos recursos económicos”.

Tanto CEHAT como Hosbec reiteraron a la ministra la posibilidad “que se está valorando” de presentar un recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional, después de conocida la resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, que fue contraria a los intereses de la industria hotelera.

Joan Molas, presidente de la CEHAT, expresó el “descontento” del sector en toda la tramitación administrativa que, según dijo, podría llevar a que el programa no entrase en vigor hasta enero de 2020, lo que sería “catastrófico en lo económico, en lo social y en la imagen de solvencia administrativa”.

Sin embargo, las dos patronales han destacado algún aspecto positivo de la cita. Así, destacaron que la ministra Reyes Maroto se comprometió a crear un grupo de trabajo para el futuro y a “trabajar en las bases de lo que sería un nuevo diseño del programa que se pondría en marcha tras la finalización del período inicial de dos años sin ejecutar la prórroga”.

En cualquier caso, un diseño que, según apuntaron los hoteleros, debería estar listo en el otoño de 2020, “por lo que no hay mucho tiempo que perder”.

Comenta esta noticia
Update CMP