Compra en los comercios de la Valencia marinera y disfruta de sus gentes

El autor desgrana los establecimientos tradicionales del distrito Marítimo valenciano y explica la segunda edición de unos importantes galardones

Desde que en 1897 la ciudad de Valencia se anexionó Pueblo Nuevo del Mar y Villanueva de El Grao las generaciones que moramos en estos barrios del Grao, Cañamelar y Cabañal en el siglo XXI guardamos en nuestros corazones un espacio reservado a la expresión de valores y sentimientos. Nuestras celebraciones nos permiten entroncar sobre todo el respeto a la tradición y a lo que nos legaron nuestros mayores.

Y aunque la pandemia del coronavirus nos plantea desafíos enormes a nuestra sociedad del siglo XXI no sólo en el campo específico de la salud, sino también sobre la organización económica, social y hasta política de las sociedades occidentales, debemos de saber poner en valor las cosas que no cambian con el paso del tiempo, nuestra memoria colectiva de fiestas y celebraciones que se repiten periódicamente, de generación en generación, que constituye el corazón de esa comunidad, sus tradiciones y sus creencias, y que de momento debemos adaptarlas a lo que estamos viviendo en todo el mundo.

La pandemia está acelerando y catalizando los cambios que caracterizan a la Cuarta Revolución Industrial que une los mundos físico, digital y biológico a través de nuevas tecnologías y se están expandiendo a una velocidad incluso mayor que la Covid-19. Pero ello no nos debe llevar a renunciar a celebrar nuestras tradiciones, a mantener nuestras raíces, pues ellas rompen la monotonía, suspenden el ritmo de la vida cotidiana, es algo esperado y ansiado, que aglutina una comunidad en torno a una celebración y sus preparativos, muestra lo mejor de sí a nuestros visitantes y convoca a nuestros hijos lejanos al retorno y el encuentro de lo vivido anteriormente.

Sin duda, es necesario repensar las mismas, preservar la seguridad y salud de todos, pero celebrarlas, adecuando los actos a la nueva realidad, y manteniendo vivo el tejido asociativo en torno a ellas, y esto es lo que harán este fin de semana el mundo fallero en el Tinglado nº 2 de nuestro Puerto, con “Una Festa per a tots” diferente a las anteriores.

Galardones EOS-APPV-EsdiarioCV

Se acuerdan del II concurso de redacción escolar de la Semana Santa Marinera de Valencia, premio periodista Joaquín Sanchis Nadal que  organiza  EOS con la colaboración de la APPV, El Corte Ingles y EsdiarioCV. También nos hemos adaptado a la situación y por nuestras redes sociales, intentaremos ofrecer la entrega de premios en directo. Será el martes 6 de octubre a las 19 horas desde el ámbito cultural de El Corte Inglés de la avenida de Francia. Estarán presentes in situ el ganador en la Categoría Infantil, Aarón Martí Yerves, alumno entonces de Sexto de Primaria del colegio Pureza de María Grao por su trabajo titulado ´2020: un año especial para un granadero y fallero”; en la Categoría Juvenil el galardón ex aequo a NuriaUrgel Martínez, alumna entonces de Cuarto de ESO del CIPFP Misericordia de Valencia por su redacción titulada ´Una samaritana por tradición familiar´, y  Celia Moya Blat, estudiante entonces de Tercero de ESO del colegio Pureza de María Grao de Valencia, por su escrito ´La Semana Santa Marinera de Valencia”.

También acudirá Isabel Domingo, redactora de Las Provincias, ganadora del Premio Extraordinario Periodista Joaquín Sanchis Nadal, que entregamos por segundo año consecutivo. El galardón, reconoce a una periodista con una trayectoria profesional, que ha contribuido a divulgar de manera destacada la Semana Santa Marinera de Valencia, cosa que Isabel cumple sobremanera. A través de las redes sociales podrán seguir la lectura de redacciones de los premiados, entrega de galardones por el jurado y  la actuación musical del dúo Pura Essencia.

Exposición sobre comercios

El otro día visitamos en  el Museo de la Semana Santa Marinera de Valencia,  la exposición: “Establecimientos comerciales del Marítimo desaparecidos, a través de las fotografías de la Semana Santa Marinera de Valencia, la cual permanecerá abierta hasta primeros del mes de diciembre en la calle del Rosario 1 del Cañamelar, se la recomendamos. Y a su vez, os invitamos a comprar en los comercios de nuestros barrios, sentir su trato cercano, disfrutar de la peculiaridad de la Valencia Marítima, con su carácter abierto y extrovertido, con su ser popular y marinero, con un inconfundible, intenso y especial sabor a mar.

Tal y como os recomendamos desde las páginas de nuestra Revista EOS digital y gratuita, si paseáis por estos lares podéis encontrar ese pequeño comercio que en el siglo XXI debe mostrar imaginación y creatividad con esa innovación que obliga la cuarta revolución industrial, pero sobre todo con la humanidad del que conoces, y está ahí para ofrecerte lo mejor que tiene como por ejemplo en la calle de José Benlliure número 71 las hermanas Puig ofrecen un nuevo concepto de mercería con todo lo que puedas imaginar para coser: hilos, puntillas, cintas, tijeras, dedales, forros, entretelas agujas, labores, incluso cursos, en su Mar de Fils. En la misma calle en el número 88 la familia Carda os ofrece en su Tintorería con sabor granota todos los servicios; y son especialistas en limpieza de indumentaria valenciana, semana santa, novia y comunión, piel, alfombras, edredones, cortinas...

En la calle de Jose Benlliure número 69, Alejandro García y su equipo te hacen sumergirte en su gastronomía bien maridada, lugar de encuentro y tertulia de políticos e intelectuales desde antaño y, posiblemente, Casa Montaña el restaurante más antiguo de la ciudad te cautivará, si no que se lo pregunten a Emiliano, el concejal de Sanidad y Turismo de nuestra ciudad.

Sin salir del Cañamelar, en la calle de Vicente Brull número 75 nuestro amigo David Banacloche, con su Taller de Helmo, te ofrece ropa y complementos, además de bordados y personalización de prendas, ropa laboral, escolar y de agrupaciones y artículos de regalo. O en la calle del Progreso número 114 Mavi Yerves Estilista te ofrece mejorar tu look, con un corte de pelo para tus hijos, o para ti para sentirte guapa, sanear tu cabello, tratarte el color, sorprender a todos con nuevas mechas, o lo que te atrevas, Mavi te aconseja, ella fue de la Corte de la Fallera Mayor de Valencia Sandra Bonet, y a partir de lunes disfrutará con sus Granaderos del Canyamelar con su semana cultural virtual.

Ana Font, de la Hermandad de Las Angustias, y Susana Haba, del Altar Vicentino de la Playa, en la confluencia de las calles Justo Vilar, 25 y José Benlliure, te esperan en la cafetería Tots con sus desayunos, almuerzos, cenas, o lo que les pidas te ofrecen calidad, servicio y sabor al mejor precio. En la calle de Escalante 29 y en el Mercado del Cabañal en los puestos 109 y 110, Juan Antonio Villena que se inició en el desaparecido Horno Mayte de la calle José Benlliure os ofrece su exquisito pan de pueblo y sus pastas caseras, además de todo tipo de salado y dulce artesanal.

La papelería Galindo ha cerrado por jubilación, pero en la calle del Arcipreste Don Vicente Gallart 32 sigue Carmen Giménez, la hija de Aníbal, de mi Hermandad, y su mami os atienden en su Papelería Compás donde encontrareis de todo para el cole, para un regalo, libros lo que queráis, y si no lo tienen os lo traen. En la calle de la Barraca 101, Eliseo Herrero, uno de los referentes de la Hermandad del Santo Cáliz de la Cena, y su esposa, ponen a vuestro servicio toda su amabilidad y profesionalidad en su inmobiliaria, si quieres comprar o vender un inmueble contacta con ellos y te aconsejarán.

 

Conocí a Carmen, su madre, cuando la mía regentaba Modas Isabel en la calle del Padre Luis Navarro, y es que Carlos de Flors Sorolla es un artista de las flores y las plantas, y te aconsejará si le encargas cualquier decoración floral, ramos de todo tipo, novias, centros de flor, lo que se te ocurra pedirle, y además para todo tipo de fiestas, incluidas fallas y Semana Santa Marinera.

 

En la calle del Progreso 15, Nerea Herráiz y su equipo te sorprenden con un restaurante pequeño y coqueto pero muy contemporáneo moderno y creativo donde poder comer un menú elaborado, tapear o disfrutar del Brunch en un ambiente tranquilo, ella militó muchos años en la Hermandad del Santísimo Cristo del Salvador.

En el Cabañal en la calle de Martí Grajales desde 1893, -primero se llamó Casa Palop-, la familia Flor pone toda su sapiencia culinaria y amabilidad para que desayunes, almuerces o comas como si estuvieras en tu casa. Es el paraíso del buen comer, con un fantástico menú diario que satisfará tanto a tu paladar como a su bolsillo. Qué recuerdos cuando hacíamos allí los almuerzos del Domingo de Resurrección de mi Hermandad de Vestas, y allí me eligieron presidente en 1986, ¿te acuerdas Tomás Pérez Fontelles?. Sin salir del Cabañal, donde este domingo su Junta Parroquial homenajeará a Juan Huelamo, en la calle de Antonio Juan 8 los hijos de Ramón Perez Dosda del Ecce-Homo, continúan el negocio familiar que en 1966 inició su padre. Una ferretería de las de toda la vida donde te ayudan a encontrar lo que buscas y con un trato familiar y un excelente servicio muy profesional. Y así un sinfín de comercios y establecimientos hosteleros de la Valencia Marítima que te sorprenderán gratamente.

Ya saben que siempre les recomiendo escuchar a nuestro corazón, obrar el bien a los demás, y sentir estos lares marineros. Hoy quiero felicitar a mi esposa Alicia, pues un sábado como hoy 26 de septiembre, pero de 1998, nos dimos el sí quiero en el Grao en Santa María del Mar, y además de la madre de mis tres hijos es la persona más importante de mi vida, pues gracias a su generosidad, y un sinfín de cualidades, que sería imposible enumerar, me aporta el equilibrio en este mundo terrenal.

Recuerden: mascarilla, frecuente lavado de manos y distancia social. Siempre es mejor prevenir los riesgos. Sean felices y nos vemos en la Valencia Marítima.

Comenta esta noticia
Update CMP